La almendra es un fruto seco de color carnoso y contiene propiedades totalmente naturales. Esto se debe a que su proveniencia es de un árbol. Asimismo, tienen una figura ovalada que puede venir con una concha de color café. Las almendras pueden también usarse para el campo de la estética. Estos frutos secos tienen innumerables beneficios. Algunos de ellos son: 

1. Ayuda a mantener una buena nutrición  

La buena nutrición se consigue principalmente con una dieta que regule las comidas. Sin embargo, siempre se suelen incluir meriendas o frutos secos para complementar, y una de las mejores a escoger es la almendra, porque posee una serie de elementos que la hacen muy nutritiva, como lo son las fibras, que son bajas en grasas, proteínas y cobre. 

No obstante, no contienen gran cantidad de hierro, zinc ni calcio. Pero aun así siguen siendo la mejor opción para cualquier dieta que sea para el bienestar en el área de salud y algunas otras. 

2. Son antioxidantes  

Los antioxidantes son compuestos químicos que el organismo usa como protección para la reproducción de sustancias químicas que permiten al oxígeno entrar en las células. Esto genera una oxigenación dentro de ellas. Las almendras se encuentran entre los alimentos antioxidantes, pues estos componentes están presentes en la cubierta de las mismas, es decir, la cáscara. 

También es efectivo para las personas que producen oxidación en las células por el consumo de cigarrillos o tabacos: siempre y cuando se continúe ingiriendo almendras por un periodo regular, puede llegar a reducirse. 

En cuanto al horario para comerlas, es indiferente. Lo importante es que a lo largo del día haya comido unos 80 o 100 gramos de esta. Puede incluso comerse de una vez o por partes, por ejemplo, después de cada comida. 

3. Regular el azúcar en la sangre 

Las almendras son parte de una amplia gama de frutos secos, los cuales contienen grandes cantidades de fibras, magnesio y proteínas. Además, no contienen mayor grado de carbohidratos.  

Estas propiedades, específicamente el magnesio hacen que pueda regularse la azúcar en la sangre. Para llegar a ese punto, es necesario consumir aproximadamente 150 gramos de almendra para poder satisfacer las necesidades del consumo de magnesio que exige el cuerpo. Así también puede llegar a regular la diabetes. 

Asimismo, ayuda a la reducción de la presión sanguínea, ya que la ausencia del magnesio, también puede producir problemas de presión. No obstante, esto es algo que puede controlarse con facilidad mientras no se posea obesidad. Si se es obeso, deben seguirse otros tratamientos.  

4. Vitaminas 

Las almendras contienen vitamina E, que por supuesto, contienen antioxidantes. Es considerado como el fruto seco que tiene mayor cantidad de vitamina E, poseyendo incluso más que algunas frutas. 

La vitamina E puede reducir el riesgo a una infinidad de enfermedades y ayudar a la recuperación de otras, como son las enfermedades relacionadas con la memoria, el cáncer y las cardíacas.  

También es una buena fuente para bajar el colesterol, lo cual podría lograrse con tan solo 50 gramos de almendra. Si se consume diariamente puede incluso ayudar a situaciones más estéticas como reducir la grasa abdominal.  

5. Para la pérdida de peso 

Las almendras no poseen gran cantidad de calorías. Sin embargo, si posee un pequeño porcentaje que no influye en el peso corporal de la persona, por lo cual es recomendable consumirla para atacar el hambre y mayormente la ansiedad. De igual forma, debe consumirse con prudencia para no ocasionar que el organismo lo aborrezca. 

Al reducirse el consumo de alimentos o equilibrarlo con la ingesta de almendras, pueden perderse muchos kilos. Esto se debe a que este fruto acelera medianamente el metabolismo, por lo cual no desarrollarás obesidad.