A continuación, te presentaremos cuatro ideas para cenas con influencia asiática, que resultan perfectas para una reunión o un agasajo, en el que quedarás como todo un chef profesional.

1. Wontons de cangrejo

Como primera receta tenemos un aperitivo: los wontons, ideales para comer con las manos, de manera más informal. El relleno es muy simple: unos 70 g de cangrejo. Funciona perfectamente usar las barras de cangrejo o kanikama, picadas en pequeños cubos; unos 200 g de queso crema; una o dos ramas de celery; una cucharada de azúcar glass y por último sal y pimienta al gusto.

Todos estos ingredientes se mezclan hasta formar un relleno homogéneo, para luego introducir una cucharada en la pasta de wonton. Esta masa se sella con los dedos humedecidos en agua para garantizar que no hayan fugas. Luego se fríen en abundante aceite y se sirven acompañados de una salsa agridulce.

2. Gyozas de carne

Para comenzar la cena, las gyozas de carne resultan ser una gran entrada. En resumidas cuentas, son una especie de empanaditas japonesas que a todos les encantarán. Solo necesitarás 500 g de carne picada que puede ser vacuna, cerdo o inclusive pollo; 100 g de repollo picado muy finamente; 100 g de setas shitake, una cebolla y una zanahoria picadas en pequeños cuadritos; dos cucharadas de jengibre fresco y dos dientes de ajo rallados; tres cucharadas de soja; una cucharada de aceite de sésamo; una cucharada de vinagre de arroz y otra de azúcar.

Se mezcla todo muy bien en un bol, hasta que quede homogeneizado y unido. En este momento también será necesario utilizar las láminas de wonton. A continuación, se pondrá una pequeña porción de relleno en cada lámina para cerrarlas con los dedos humedecidos, dándoles forma de empanadas. Las gyozas se pueden cocinar de distintas maneras: al vapor, cocidas, o como suele ser tradicional, en un sartén con un poco de aceite. En él, se deja freír un poco la base para luego agregarle un pequeño chorro de agua. Posteriormente se tapa la sartén para concentrar el vapor producido. Una vez el agua se evapore completamente, estarán listos. Sirvelas con una salsa agripicante para que resalten todo su sabor.

3. Pollo kung pao

Es un clásico entre la comida china, específicamente la de estilo Sichuan. Es muy simple de hacer, porque tan solo necesitas 500 g de pollo picado en tiras, que podrás poner a marinar en soja, ajo, jengibre, pimienta, vinagre de arroz y aceite de sésamo. El pollo se deja marinando de 2 a 6 horas para que penetre bien el sabor en el pollo.

Una vez pasado el tiempo de marinado, habrá que poner al fuego una sartén o un wok y agregar un poco de aceite. Cuando se encuentre bastante caliente se incorporará el ajo, jengibre y guindillas en rodajas, dejando que el aceite tome el sabor de estos. Luego se procederá a agregar el pollo, salteando hasta que se dore por unos seis minutos. Enseguida que esté dorado se podrán incorporar las cebolletas, los pimientos y cacahuates, salteando nuevamente todo. Terminamos agregando un poco de salsa hoisin para acabar integrando todo. Es recomendable servir en cuencos con un poco de arroz blanco.

4. Sopa vietnamita Hop Pot

Cerramos con esta deliciosa sopa típica de Vietnam que será la conclusión perfecta para tu cena asiática. Necesitarás 400 g de gambas; 400 g de calamares; 200 g de setas varias; 200 g de ternera; 400 g de fideos de arroz; una rama de citronela; una guindilla; tres cucharadas de salsa de pescado; aceite de sésamo, sal, azúcar y pimienta en cantidades necesarias.

Primero habrá que lavar y limpiar las gambas y los calamares, cortando estos últimos en anillos. La carne de ternera, por su parte, se debe cortar en tiras finas mientras que las setas se cortarán dependiendo del tipo: para las más chicas se hará en tipo enoki, por lo que no hace falta cortarlas. En una olla se procederá a añadir 2.5 litros de agua, la rama de citronela y cuatro pastillas potenciadoras Hot Pot. Si no contamos con las pastillas se puede usar caldo de pollo. A continuación, se añadirá también la sal, el azúcar, la pimienta y el aceite. Una vez hierve y se emulsiona el caldo pasamos los fideos hasta que ablanden. Se procederá a servir en un cuenco los fideos, colocando la carne, las gambas y los calamares. sobre estos, agregamos también las setas y vegetales varios, como zanahorias, cebolla finamente cortada, brotes de soja, espinaca, los que prefieras. Por último agregaremos el caldo hirviendo al cuenco, con la temperatura del caldo se cocinarán las proteínas que tenemos, y se ablandaran los vegetales.