Pero cuando comemos este tipo de sopas ¿sabemos con qué estamos “alimentando” a nuestro cuerpo?, después de leer estas 3 razones para decirle adiós para siempre a las sopas instantáneas, seguro querrás botarlas todas de tu alacena.

  • Por el glutamato monosódico: Seguro si algo es difícil de pronunciar jamás deberíamos comerlo porque suena más a químicos que a alimentos, pero fuera de bromas; el glutamato monosódico, se ha relacionado con la aparición de cáncer, y con el síndrome de la comida china, donde las personas se sienten con dolor de cabeza, irritación en los ojos, diarreas, taquicardias y demás malestares. El glutamato monosódico que es el ajinomoto, un popular condimento oriental, se llegó a prohibir en los años 60´s por relacionarse con la aparición de cáncer y una concentración excesivamente elevada de sodio.
  • Por la gran cantidad de sal: Y hablando de sodio, el contenido de sal presente en estas sopas es alarmante, una sola sopa contiene 1,190 gramos de sodio, lo que es equivalente a la mitad de nuestra necesidad diaria de sodio, y en el caso de los niños, cubre su total de ingesta diaria, por lo que no se recomienda como alimento para los más pequeños. Como sabemos el exceso de sodio puede producirnos acumulación de agua y por ende más peso, hipertensión y problemas cardiacos, y aunque en este artículo exponemos tres razones para no comer estas sopas, hay una cuarta, ya que ingerirla y calentarla en los vasos de polietileno donde se venden, libera dioxinas que se han encontrado relacionadas con la aparición de cáncer en sus consumidores. Precisamente te animamos a reducir el consumo de sal así que es mejor evitar este tipo de preparados todo lo posible.
  • Por las calorías: Quizá pienses que por tomar una sopita en lugar de una pierna de pollo frito o una hamburguesa con queso ya estás haciendo algo bueno por tu salud, pero basta darle un vistazo a la tabla nutricional de las sopas instantáneas para saber que seguro al instante subimos de peso. Una sopa instantánea contiene 292 calorías con 12 gramos de grasa, el equivalente a una rebanada de pastel de chocolate con ganache de chocolate, o de una rebanada de pizza de peperoni.

¿Conclusión?, si queremos comer de forma saludable y equilibrada optemos siempre por las sopas hechas en casa.