También conviene advertir que pájaros que no son exactamente mascotas, como las palomas, pueden contagiar muchas enfermedades al hombre, por lo que no es bueno dejar que los niños intenten jugar con ellas, si bien es cierto que no suelen dejarse tocar. Como siempre es muy importante resaltar que hay que mantener unas medidas de higiene con los animales y lavarse bien las manos después de manipularlos, especialmente cuándo se realiza la limpieza de sus jaulas.

Las zoonosis más conocidas de pájaros

Estas son algunas de las zoonosis más frecuentes en los pájaros, te explicamos en cada una cómo se suele contagiar, sus síntomas y tratamientos posibles:

  • Psitacosis: Se contagia muy a menudo por periquitos, loros y papagayos, aunque no son los únicos que la padecen. No es muy frecuente pero es bastante grave y se contagia al respirar polvo fecal. Se presenta con síntomas muy parecidos a la gripe o incluso a la neumonía. Responde bien al tratamiento con antibióticos pero es muy peligrosa especialmente en mujeres embarazadas, ya que puede causar el aborto.
  • Salmonelosis: Aunque no es muy frecuente que un ave contagie la salmonela, se han detectado casos en personas, especialmente aquellas que manipularon a polluelos. Por eso hay que tomar medidas higiénicas al limpiar las jaulas o tocar crías. Se presenta como un problema digestivo, con diarreas y cólicos.
  • Giardiasis: Causada por un parásito intestinal que puede ocasionar diarreas. No es muy peligrosa y generalmente es asintomática, aunque curiosamente las personas adultas son más sensibles que los niños a sufrirla.
  • Toxoplasmosis: Las aves son simples huéspedes intermediarios en esta enfermedad que no contraen las aves que siempre están en sus jaulas. Para sufrirla deben de venir previamente contagiadas o tener acceso a zonas en las que puedan entrar en contacto con aves en libertad o heces de animales. Especialmente peligrosa para mujeres embarazadas, como sabemos por su transmisión por gatos.

En general es importante recalcar que mantener unas buenas medidas higiénicas es suficiente para evitar este tipo de contagios y que se recomienda a las mujeres embarazadas que no limpien las heces de los animales. Si nadie más puede hacerlo, deben de colocarse unos guantes y una mascarilla para mayor seguridad y de este modo no habrá problema alguno por cuidar de sus mascotas.