Es muy importante que sepas los estilos de zapatos que están de moda y busques cuál es tu preferido. A pesar de no ser una amante de la moda y las nuevas tendencias, sí es necesario que salgas a buscar los zapatos ideales para ti con la finalidad de que estos luzcan inadecuados en ti por ser de una moda tan pasada.

Recorre todas las tiendas que puedas y pruébate los zapatos que más te gusten o te llamen la atención, camina con ellos todo lo que quieras para que puedas ver cómo lucen en ti y que tanta movilidad te permiten para que así estés completamente segura antes de tomar tan importante decisión.

Por otra parte, lo principal para una novia es estar lo más cómoda posible en su gran día así que elige zapatos que sean hermosos, pero sobre todo muy cómodos. Procura escoger aquellos que sean de alta calidad y flexibles, que te permitan movilizarte tranquilamente sin lastimar o quemar tus pies.

Si no sueles utilizar tacones en tu vida cotidiana entonces lo mejor es que hagas a un lado los zapatos con tacones súper altos puesto que es probable que te caigas o lastimes y no queremos eso. Para estos casos una opción que podrías tener en mente es la de utilizar plataformas, que pueden ser interiores o exteriores, para que te sea mucho más cómodo utilizar tacones y puedas caminar sin lastimarte.

Los zapatos se deben elegir una vez que ya hemos escogido el vestido, ya que, a pesar de estar ocultos por el vestido en la mayoría de ocasiones, siguen tomando un gran protagonismo. Así como el vestido no tiene que ser necesariamente blanco los zapatos tampoco, puedes escoger otro estilo y color siempre que vaya a juego con el vestido. Aunque los tiempos hayan cambiando, aún hay novias a las que les atrae la idea de usar parte del material del vestido en los zapatos y si tú eres una de ellas, entonces considera la idea de buscar un lugar en el que puedas diseñar tu vestido y a la vez escoger los zapatos para que así estos vayan completamente de la mano.

Un consejo muy importante es que practiques días antes de la boda para que puedas moldear los zapatos y así caminar con seguridad en tu gran día, además procura gastar un poco la suela para evitar algunos inoportunos resbalones.

 Tienes que tomar en cuenta todas las actividades que realizar una novia, será un día muy movido para ti, casi sin descanso así que si no estás dispuesta a pasar toda la celebración con zapatos altos entonces ten a mano unos zapatos bajos que te resulten mucho más cómodos y que no te hagan perder la elegancia y armonía con tu vestido.           

Hay muchísimos zapatos bonitos y cómodos, no te fijes solamente en el punto estético sino en tu comodidad y tranquilidad. Nadie quiere acabar su día de bodas con los pies adoloridos y con quemaduras, así que no te canses de probar y procura tener un kit de emergencia con todos los elementos que puedan salvarte el día.