Hacía algunos años que no se podía subir nuevos archivos (o “filtraciones”) a la controvertida página WikiLeaks, fundada por Julian Assange. Sin embargo, recientemente se volvió a habilitar la opción para subir documentos valiosos sin perder el derecho al anonimato que siempre garantizó esta web.

Hace cuatro años y medio, en una disputa interna, los empleados de WikiLeaks removieron los documentos secretos alojados en el sitio y destruyeron el acceso a los mismos. Esto se debió a que los miembros de la polémica asociación argumentaron que no podían mantener el anonimato de las fuentes con la tecnología que había en aquél momento.

WikiLeaks entró en una larga pausa en octubre de 2010, cuando algunos miembros del grupo comenzaron a enfrentarse con otros que no creían en que Julian Assange pudiese proteger la identidad de quienes subían documentos secretos al sitio web. Un grupo reducido obstruyó el acceso a los documentos por parte de los otros miembros, tomando control de la plataforma y de los archivos que alojaba. Finalmente, destruyeron los miles de documentos publicados y otros por publicarse.

En estos años, la tecnología avanzó y ahora el nuevo sistema de subida de archivos está online. Si bien el software todavía está en estado “beta”, WikiLeaks asegura que el sitio es totalmente seguro y funciona sin problemas. Se puede ingresar al mismo en wikileaks.org, su antigua dirección.

El sistema de subida de archivos está basado en el software Tor, que garantiza el anonimato de la fuente de la información, de forma que los colaboradores pueden enviar archivos sin comprometer o poner en riesgo su identidad.

En su breve existencia, WikiLeaks ha publicado documentos de alta importancia histórica y política que, en caso de caer en manos poderosas, podrían ser eliminados o censurados.

Según Assange, su fundador, asegura que WikiLeaks continuará publicando documentos secretos enteros o sus fragmentos, tal como lo han hecho desde sus comienzos. El nuevo método de subida de archivos 2.0 es uno de las mejores armas que tienen, según dice Assange.

De acuerdo con lo que el propio sitio comenta, WikiLeaks comenzó a funcionar con el fin de ser la voz de aquellos que no podían hablar y denunciar las injusticias que estaban sucediendo en distintos puntos del planeta. El grupo también declara estar en contra de los programas y agencias nacionales de vigilancia que han adquirido cada vez más poder en los últimos años, espiando los movimientos de los ciudadanos alrededor del mundo.

En el sitio se pueden encontrar archivos ordenados según el país, que fueron subidos entre 2006 y 2010, cuando dejaron de publicarse documentos debido al escándalo mundial que involucró a Assange. El fundador de WikiLeaks fue detenido en Londres el 7 de diciembre de 2010, acusado de violación y acoso sexual contra dos mujeres. Desde junio de 2012, Assange está refugiado en la Embajada de Ecuador en la capital inglesa.