El nombre Etna tiene diferentes orígenes; Su nombre proviene de la ninfa Etna, la cual es hija de un gigante llamado Briareo o Urano y de Cimopolia  o Gea, deidad del volcán. En el interior de Volcán se situaban las fraguas de Hefesto,   fogones que se usan principalmente para forjar metales, allí trabajaban  cíclopes y gigantes.  También es el hogar de  monstruo Tifón  quién se encuentra en las profundidades de la montaña, esto hace que la montaña se mueva, haya terremotos y erupciones de humo y lava dorada.

Erupción del volcán Etna

Por otra parte se afirma que el nombre Etna, viene de las palabras griegas y fenicias cananea,  attanu o aithos que significan  “arder”. En la Edad Media el volcán tenía una denominación árabe; se llamaba Ŷébel Uhamat que significa “montaña de fuego”. También fue llamado en italiano Mongibello.

El Volcán Etna está activo, en erupción constante; sin embargo no es considerado de alta peligrosidad; hay poblados cerca que se han adecuado a las condiciones y hasta aprovechado la fertilidad y nutrientes de las tierras volcánicas para desempeñar labores asociadas a la agricultura, se encuentran viñedos y huertos en las laderas de las monte Etna. Se ubica entre las provincias de Mesina y Catania. Su altura asciende a 3.322 metros siendo variable por la erupciones, con respecto a su área tenemos que tiene una extensión de  1.190 km2. La circunferencia que ocupa tiene un diámetro de 140 kilómetros, El Volcán Etna es declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2013.

La actividad del volcán data de los inicios de la humanidad, sus erupciones iniciales fueron bajo la superficie marítima. La ceniza asociada a sus erupciones se ha desplazado, siendo encontrada en lugares lejanos como Roma ubicada 800 kilómetros aproximadamente.   Se estima que en el año 6000 a.C. causó un enorme maremoto que se asocia al mito del Diluvio universal. Las erupciones datan de los años 269 a.C, 122 a.C. y más recientemente en los años 1669, 1949, 1971, 1981, 1983, 1991,1993, 2001, 2002,2003, 2004, 2005, 2007,   2008, 2011 y 2012; año durante el cual hubo dos erupciones; la primera ocurrió en la noche del 4 de enero con una lluvia de cenizas que afecto la actividad aeroportuaria limitando la actividad aérea y la segunda  el 13 de mayo. La frecuencia de las erupciones es bastante alta lo cual evidencia su vivacidad, quienes lo han escuchado en erupción dicen que ruge envolviendo a quién los escucha. 

Excursionistas por el monte Etna, accediendo un crácter del volcán

Actualmente el  Etna tiene 4 cráteres distintos: el Cráter Noreste, la Vorágine, la Bocca Nuova y el Cráter Sureste; por los flancos tiene aproximadamente 300 ventilaciones. En las excursiones y visitas se puede visitar a pie el monte Etna para ver el volcán. La caminata  se realiza sobre el magno  terreno con restos de material  volcánico de matices grisáceos, rojizos, terracotas  principalmente. Un destino ardiente, digno de conocer.