Uno de los elementos fundamentales es el cromo GTF, un gran descubrimiento para los diabéticos ya que tanta insulina va debilitando el sistema circulatorio, al aumentar la cantidad de cromo se baja la cantidad de insulina. El zinc también es esencial y una pequeña cantidad de selenio.

  • La vitamina E es un reconstituyente que va reparando los daños de la insulina.
  • La vitamina A es una ayuda para los hombres diabéticos ya que contribuye a solucionar la impotencia.
  • La vitamina C en grandes cantidades hace que no sea necesaria tantas inyecciones de insulina.

El aporte de las plantas medicinales

Existen varias plantas medicinales que son capaces de aportar estas vitaminas y minerales ideales para el cuidado de nuestro páncreas, a continuación detallamos algunas de las más importantes a las que puedes recurrir:

  • HIDRASTIS CANADENSIS esta planta puede llegar a sustituir la insulina pero hay que tener cuidado no se puede ser drástico, tiene que haber un pasaje paulatino haciendo un control estricto del nivel de glucosa en sangre.
  • CÚRCUMA esta planta reduce la inflamación del páncreas y mayor es el efecto si se lo mezcla con leche de cardo.
  • FENOGRECO es una planta que equilibra el nivel de azúcar en la sangre, tan sólo 1 gramo por día marca una mejoría notable. Las semillas de esta planta contienen un aminoácido que tiene efectos hipoglicemiantes aumentando la liberación de glucosa.
  •  VERBENA es un relajante para las personas que tienen estrés lo que beneficia al páncreas en situaciones pasajeras.
  • MANZANILLA esta planta tiene un compuesto que suprime el crecimiento de las células de cáncer pancreático.


Además para tratar el páncreas se utilizan también la grosella, el ginseng, corteza de cinamomo y la raíz de peonía, jengibre, tomillo, avena, alfalfa, salvia, ortiga y canela.

No hay que olvidar que una buena caminata y el contacto con la naturaleza nos reconcilia con la vida y que eso elimina tensiones que afectan el páncreas.