Marken es un pintoresco pueblito pesquero, ubicado a poco más de 20 kilómetros al noroeste de Ámsterdam. Es un lugar con mucho encanto, sin duda, aunque es muy popular entre los turistas. No esperes recorrer sus calles como si fuese una gema recién descubierta. Probablemente sea uno de los lugares más visitados de toda Holanda.

Algo característico de Marken son sus pequeñas casas de madera pintada, que fueron construidas, en su mayoría, en el siglo XV. Es un pueblo extremadamente sereno, que posee varios molinos de viento y un puerto con encanto y ambiente marinero. Más allá de estar invadido por turistas, no deja de ser un sitio muy tradicional holandés.

Puerto de Marken

Si te hospedas en Ámsterdam, lo más recomendable para visitar Marken es alquilar un coche para poder moverte tranquilamente por la zona. Desde allí se puede cruzar en ferry con el vehículo hasta Volendam e incluso visitar la localidad vecina de Edam, para retornar finalmente a la capital holandesa.

Otra opción para visitar Marken desde Ámsterdam es tomar un autobús, partiendo desde la parada que se encuentra a la izquierda de la Estación Central (saliendo de la misma). Las líneas que llegan al pueblo son las número 110 y 116. La primera ofrece dos servicios por hora todos los días se la semana, y la otra circula solamente de lunes a sábado. También llega el autobús 111.

Con el billete Waterland ticket –que cuesta 10 euros- se pueden visitar en un día no solamente Marken sino también Edam, Volendam y Monnickendam. Las empresas que ofrecen los servicios son EBS (autobuses amarillos) y R-NET (autobuses grises y rojos). Como alternativa también puedes adquirir un ticket diario para viajar por Ámsterdam y la región aledaña, que te permitirá viajar en los buses EBS y todos los servicios GVB en la ciudad capital.

Waterland Ticket

Algunas agencias de viaje de Ámsterdam ofrecen tours organizados por la región, con un costo aproximado de 50 euros. Para quienes no deseen realizar trasbordos en cada pueblo o lidiar con el transporte público, puede ser una buena opción. Aunque si puedes moverte por tu cuenta, no es necesario contratar ninguna excursión.

Una vez en Marken, puedes rentar una bicicleta y recorrer la zona costera, hasta el célebre faro. Son aproximadamente 2,5 kilómetros desde el centro del pueblo. El Museo de Marken abre de abril a octubre y exhibe pinturas y telas locales. Muy cerca de allí se encuentra el Museo Kerkbuurt, que contiene representaciones de la vida cotidiana en el pueblo durante los años treinta.

La mayoría de los habitantes de Marken trabajan en la industria pesquera y profesan el Protestantismo. En las fiestas populares, muchos de sus pobladores más antiguos utilizan trajes tradicionales.

Ahora ya lo sabes: si estás en Ámsterdam, no dejes de realizar una visita al pueblo de Marken.