Sede del gobierno holandés, emplazada en la costa y poseedora de monumentos y sitios históricos, La Haya –Den Haag en holandés- es una de las ciudades más importantes del país e, incluso, de Europa.

La Haya es sede de numerosos organismos internacionales, sobre todo europeos, tales como el tribunal que lleva el mismo nombre que la ciudad. También cuenta con muchos museos, palacios, monumentos y un famoso balneario llamado Scheveningen, que cobra vital importancia para el circuito turístico de la ciudad durante los meses de verano.

Ubicada a 55 kilómetros al sudoeste de Ámsterdam y con más de 460.000 habitantes, La Haya es la tercera ciudad en población de Holanda. El centro de la misma está compuesto de un gran número de edificios históricos, como el Biennenhof (el Parlamento), que ha sido sede legislativa desde el año 1446.

El Tribunal de Justicia de La Haya es una de las edificaciones más importantes de la ciudad (El Palacio de la Paz), construida a principios del siglo XX con un estilo renacentista. Allí se dirimen cuestiones de derecho internacional que involucran a casi 200 países.

Palacio de la Paz en La Haya

En tu visita a La Haya no puedes dejar de conocer Madurodam, un parque que representa a toda Holanda pero en miniatura. Todo el país está construido en una escala 1:25 de su tamaño. Es una ciudad real con edificios y negocios, que se ilumina por completo al caer la noche.

Otro monumento digno de visitar es la residencia de los reyes, la llamada Ciudad Real. Dicha residencia se ubica en un barrio repleto de mansiones lujosas. Cuando visites este edificio, es probable que te encuentres con carruajes reales y quizás también a algún miembro de la monarquía. Asimismo, esta zona posee la avenida más bella y elegante de toda La Haya, Lange Voorhout, toda arbolada y con edificios majestuosos a cada lado de la acera.

Zona de Lange Voorhout, una de las más bonitas de La Haya por sus numerosos árboles

Por su parte, la plaza Plein es una de las más célebres de la ciudad y siempre está llena de gente que desea disfrutar de una jornada al aire libre. Es un lugar popular para almorzar o tomarse una cerveza cuando cae el sol.

Si eres amante del arte, un lugar que definitivamente debes conocer en tu visita a La Haya es el Museo Mauritshuis, donde podrás admirar varias obras de Johannes Vermeer, en especial “La joven de la perla”. También hay pinturas de otros artistas holandeses como Jan Steen y Rembrandt.

Museo Mauritshuis en La Haya

El centro histórico de la ciudad puede recorrerse fácilmente a pie o en bicicleta, transporte muy popular entre los holandeses. Otra buena forma de conocer la ciudad es en tranvía o autobús, aunque el primero tiene más encanto.

Llegar a La Haya desde Ámsterdam es muy fácil. La mejor manera de hacerlo es en tren: el trayecto no dura más de una hora y el ticket cuesta aproximadamente 20 euros ida y vuelta. Por eso, es una buena idea realizar una excursión en el día desde la capital holandesa. La ciudad también se encuentra a unos 20 kilómetros al norte de Rotterdam, otra de las ciudades más importantes de Holanda.