Sin embargo, hay maneras menos tradicionales de disfrutar de las atracciones de París. Formas menos tradicionales pero no por eso menos agradables. En este artículo revisaremos otras maneras de visitar la Torre Eiffel.

Vistas de la torre Eiffel

Subir a la punta de la Torre Eiffel cuesta €15.00. Un valor alto que puede desbalancear el presupuesto de cualquiera. Hay otras maneras de disfrutar este punto emblemático de Paris y gastar un poco menos. Primero, se puede cruzar la torre y verla desde Trocadero. La torre vista desde atrás es imponente.

Otra manera de disfrutar de ella es utilizar ese dinero para comprar algunas cositas ricas gourmet para un picnic y sentarse en los Campos de Marte a disfrutar la torre. Las cosas las puedes comprar en cualquier lado, pero te recomendamos darte un paseo por la Rue Cler, a pasos de la torre. Esta pequeña calle alberga  muchos negocios gourmet. Aunque sea para mirar los quesos, los macarrones, los panes, debes pasear por ahí.

La realidad es que cuando uno sube a la Torre, uno puede ver toda la ciudad, pero su signo más emblemático, ella misma, deja de aparecer. Es por esto que otros puntos de la ciudad se disfrutan más. Estos permiten ver París desde arriba con su signo más importante. El punto elevado más conocido es Sacre Coeur en Montmartre o Iglesia del Sagrado Corazón. Subir a los pies de esta iglesia es totalmente gratuito y ofrece una de las mejores vistas de París. Además, después de tanta escalera (se puede subir en ascensor también), se puede recorrer esa zona, que es muy típica parisina.

Ver la torre parisina desde la Iglesia del Sagrado Corazón

Otra manera de ver París es subiendo a la terraza de las Galerías Lafayette. Está famosa galería, además de tener una terraza gratuita, tiene una cúpula de vidrios de colores y hierro espectacular. Además de enterarnos del último grito de la moda, podemos ver esta magnífica obra arquitectónica.

¿Qué te parecen estas propuestas?