Hay vinilos perfectos para cada rincón de la casa y el recibidor no es la excepción. Estos son algunos ejemplos de vinilos que te encantará tener en la entrada de tu casa:

Vinilos percheros. Si eres de lo que te gusta tener un perchero en el recibidor para poder dejar los abrigos y bolsos nada más entrar en casa pero no cuentas con el espacio suficiente para uno clásico… ¿por qué no uno de vinilo?

La ventaja de estos percheros es que el cuerpo de los mismos es un dibujo que va pegado a la pared y solo los ganchos son reales y totalmente sólidos para que puedas utilizarlos. Conseguirás un perchero de pequeño tamaño que ocupará muy poco.

Vinilos para las llaves. Si también te gusta dejar las llaves perfectamente ordenadas para no tener que pasarte horas buscándolas cada vez que quieres salir de casa, los vinilos también te ofrecen una solución.

Existen modelos que imitan los antiguos colgadores para las llaves pero en una moderna versión de vinilo. Solo tendrás que colocar las alcayatas para las llaves y en muy poco espacio tendrás un moderno y práctico llavero.

Deja claros tus principios. Vinilos que dan la bienvenida a la casa o que explican las normas de la misma suponen una alternativa divertida a los clásicos cuadros para la entrada. Una opción juvenil, muy desenfadada y que cuenta con una gran cantidad de opciones, desde frases y citas célebres hasta declaraciones de lo más personales.

Un mueble de entrada que no ocupa ningún espacio. ¿Te gustan las mesitas con espejo a juego para el recibidor? Si es así pero tu entrada es tan pequeña que ni siquiera tienes espacio para una o tu presupuesto para amueblar el piso se ha terminado antes de llegar a poder comprar una, los vinilos vuelven a echarte una mano.

Por muy poco dinero puedes comprar un decorativo vinilo con la forma de la mesita y el espejo, en el estilo que más te guste y que te permitirá contar con una entrada divertida y original a precio de verdadera ganga. Te gustará tanto que no te importará no tener mueble.

Que nadie se pierda. Otra de las opciones que los vinilos proponen para la entrada son las señales de direcciones como las que hay en los cruces de caminos. Realmente no van a señalar nada, pero son una decoración perfecta para esta zona de la casa.

Una jaula que no tendrás que limpiar. Otro bonito motivo para la entrada de la casa es un vinilo en forma de jaula para pájaro. Las hay de todos los tamaños y en todos los estilos, algunas con el ave dentro y otras abiertas, representando el vuelo en libertad. Y no tendrás que preocuparte de limpiarla ni de que nadie atienda a tu pajarito mientras estás de viaje.