¿Qué cambios son los más saludables que podemos hacer en el embarazo para asegurar que nuestro bebé nazca fuerte y sano?, veamos algunos. A continuación te enseñamos algunos hábitos que deberías cuidar especialmente durante el embarazo, un modo de llevar una vida más sana especialmente durante este tiempo en el que todo lo que comes influye en el desarrollo de tu pequeño. Recuerda que son hábitos que siempre serán beneficiosos para tu salud.

  • Controlar el azúcar: Si tenemos problemas con la glucosa sabemos que es preciso que seamos más cuidadosas aún con la ingesta de azucares cuando estamos embarazadas Pero aun cuando los problemas de azúcar no existan, reducir el consumo de esta es una decisión inteligente para evitar la diabetes gestacional. Preferir endulzantes naturales como la stevia, la miel de abeja o el azúcar moscabado nos ayudará a no extrañar el gusto dulce sin poner nuestra salud y la de nuestro bebé en riesgo.
  • Controlar la sal: Los niveles de presión arterial se pueden ver afectados por consumos altos de sal. En el embarazo es recomendable reducir la sal para mantenernos con una presión arterial más estable y sana. Evitar alimentos altos en sal como embutidos, algunos quesos y alimentos que se consumen con mucha sal como las botanas es lo más recomendable. Pero sobre todo, evitemos acostumbrar salar en abundancia los alimentos. Adaptar el paladar a comer poca sal es lo más sano que podemos hacer.
  • Menos grasas: El peso puede llegar a ser un problema durante la gestación, y es por ello que prevenir la alta ingesta de grasas saturadas y no naturales es muy importante, además que ayuda al correcto funcionamiento del organismo. Reducir los alimentos fritos, altos en mantequillas, aceites y grasas es muy saludable en la alimentación, y es mucho más importante durante el embarazo para mantener los niveles de colesterol en la sangre equilibrados y sanos.
  • Decirle no a los antojos poco saludables: El embarazo es una época de antojos diversos y ¡descabellados!, pero en definitiva sabemos que combinar papas fritas con queso cheddar derretido y gaseosas no hará nada de bien a nuestra salud. Controlar los antojos y procurar minimizarlos con decisiones inteligentes como frutas y verduras es una actitud diaria que nos garantizará un mejor embarazo.

Y no quiere decir que no gustemos de estos alimentos de vez en cuando, sino que supervisemos con más atención el consumo que hagamos de ellos, y ante todo prefiramos los alimentos más saludables como las frutas, verduras, granos y cereales. Procuremos alimentarnos con platos equilibrados y saludables durante el embarazo.