Qué hacer en Santorini

  • Playas. Uno de los motivos más atractivos de la isla de Santorini son sus espectaculares playas. Debido a su origen volcánico hay algunas zonas de baño de arena oscura, pero también encontramos otras con tonalidades blanquecinas e incluso rojizas. El denominador común de todas ellas es un mar Mediterráneo de aguas tranquilas, poco profundas y de un intenso color turquesa. La Playa Blanca y la Playa Roja son dos de las más populares entre los turistas que buscan una jornada de sol y buenas temperaturas en dos entornos naturales únicos. Los visitantes que busquen alojarse en resorts de todo incluido en Santorini, podrán hacerlo a orillas del a famosa Playa de Perivolos; mientras que los jóvenes que viajen a la isla en busca de la mejor animación nocturna podrán disfrutar de la animada Playa de Kamari.

Playa de Kamari, una de las más populares de Santorini

  • Yacimiento Akrotiri. Una de las excursiones imprescindibles en todo viaje a Santorini es al Yacimiento arqueológico de Akrotiri, en el sur de la isla. Es considerado uno de los complejos prehistóricos más antiguos, visitados e importantes del mar Mediterráneo y se trata de un poblado, que como en el caso de Pompeya, quedó totalmente sepultado tras la erupción del volcán de la isla. Aunque hasta el momento sólo se han desenterrado una decena de edificios, las labores arqueológicas siguen en activo ya que a pesar de contar con miles de años de antigüedad, empezó a excavarse en la década de los sesenta. El precio para acceder a Akrotiri es de 6 euros por persona y en su recorrido podrás ver pequeños templos religiosos, viviendas y algunas herramientas y objetos encontrados de la época minoica.

Yacimieto arqueológico de Akrotiri

  • Museos de la isla. No cabe duda que Santorini es todo un paraíso para los amantes de la historia antigua, por lo que este tipo de visitantes podrán acceder a diferentes museos en los que conocer los secretos de esta interesante isla. El Museo de la Prehistoria, situado en la población de Fira, es uno de los que más visitantes atrae y en el que poder imaginarse cómo se vivía en esa época con reconstrucciones de las antiguas viviendas. También en Fira se encuentra el Museo Lignos del Floklore, un curioso espacio dedicado al arte situado en el interior de una cueva volcánica.
  • Isla Thirassia. Aunque desde Santorini se ofrecen excursiones a otras islas cercanas como Creta o Mykonos, una de las visitas más recomendadas para todos los turistas es ir en barco hasta la isla de Thirassia. Es un pequeño islote de 9 kilómetros cuadrados en los que poder bañarse en playas vírgenes y pasear por las pintorescas calles de su capital, Manolas. La única forma de acceder a Thirassia es a través de una excursión ya que no hay servicio regular de ferris, sin embargo, en la travesía siempre se termina la jornada viendo el espectacular atardecer en el puerto de Oia.

Isla de Thirassia, una pequeña isla volcánica

  • Bodegas de Santorini. Además de que cerca de la turística playa de Kamari se puede visitar el Museo del Vino, Santorini cuenta con una gran variedad de bodegas donde los amantes de la enología podrán descubrir uno de los productos más importantes de la isla. Entre las variedades de esta bebida destaca el ‘vinsanto’, un tipo de vino blanco único en el país ya que la forma de su cultivo y el clima al que está expuesto durante todo el año sólo tiene lugar en Santorini. En total, se pueden conocer las 10 bodegas que hay en la isla donde se lleva produciendo esta bebida desde hace más de tres mil años.

Interior de una de las bodegas de Santorini, un lugar con gran tradición vinícola