1. Parques. Por sorprendente que parezca, una de las ciudades más urbanas del mundo cuenta con uno de los espacios naturales más grandes y famosos: Central Park. Durante tu viaje con niños a Nueva York podrás montar en bicicleta, subiros en calesa, alquilar una barca, manejar un barco teledirigido y comer helados tumbados sus explanadas de césped. Pero existen otros importantes parques repartidos por toda la ciudad, siendo Bryant Park y Battery Park los dos más visitados en familia; además, durante los meses de invierno muchos de ellos instalan sus propias pistas de patinaje.

Vista del parque de Central Park

  1. Montar en barco gratis. Cuando lleguéis a Nueva York a los niños les encantará conocer la ciudad de los rascacielos desde el agua. Y es que ya que Manhattan es una isla, los ríos Hudson y Este son la mejor forma para ver la Gran Manzana desde otra perspectiva. Veréis que hay muchas empresas que ofrecen excursiones o pequeños cruceros bordeando el litoral de Manhattan, pero nosotros os proponemos una opción similar y que os saldrá totalmente gratuita: coger un ferry a Staten Island. Salen cada 30 minutos, el trayecto también dura media hora y disfrutaréis en familia de las mejores vistas de la ciudad sin gastar nada de dinero.
  2. Museos. Nueva York cuenta entre sus cinco distritos con más de mil museos, entre ellos encontrarás varios que podrás visitar gratis, así que como es imposible visitarlos todos en unas vacaciones, te recomendamos que selecciones aquellos que os gustarán tanto a los más mayores como a los más pequeños. El Museo de la Ciencia, el Museo de Historia Nacional o el Intrepid Sea, Air y Space Museum son algunos de los favoritos entre las familias que visitan Nueva York. Los niños descubrirán como tocando y jugando se puede aprender y divertir al mismo tiempo.

Museo de la Ciencia de Nueva York

  1. Musicales. ¿Crees que tus hijos son todavía pequeños para asistir a un musical? ¿Piensas que quizás se aburren asistiendo a un teatro? Eso es porque no conoces los musicales que se representan en Broadway. ‘El Rey León’, ‘Spider-man’ o ‘Shreck’ son algunos de los musicales infantiles más conocidos del mundo, pero también se hacen espectáculos para niños de todo tipo de temáticas. Cuando lleguéis a Nueva York ir desde Times Square por la avenida de Broadway y dejaros cautivar por alguno de los musicales para niños de la ciudad.
  2. Jugueterías. Aunque los niños hayan estado en sus ciudades de origen en tiendas tan famosas como ‘Toys R Us’, ‘Disney Store’ o la ‘FAO Schawarz’, cuando visiten las de Nueva York descubrirán un auténtico paraíso. Podremos encontrar en su interior verdaderos monumentos hechos con piezas de construcciones, peluches gigantes y hasta una noria gigante en la cual podréis montaros. ¿Crees que a los ‘peques’ les gustaría llevarse como recuerdo un osito diseñado por ellos mismos?, será tan sencillo como visitar la tienda ‘Build a Bear’. Además, las tiendas del centro de Manhattan permanecen abiertas de lunes a domingo y hasta altas horas de la noche.
  3. Zoológico. En una ciudad con tantas opciones de ocio como Nueva York era imposible que no contara con un zoológico; por eso en la Gran Manzana no sólo encontramos un zoo sino dos.  Uno está en Central Park y el otro en el barrio del Bronx. Este último es considerado uno de los mejores que se pueden visitar en Estados Unidos debido a su extensión y la gran cantidad de especies animales que tienen; ¿os lo vais a perder?

Zoo de Nueva York para visitarlo con los niños

  1. Acuario de Nueva York. Si los niños prefieren conocer los animales del mundo marino, entonces deberéis ir hasta Coney Island para visitar el Acuario de Nueva York. Se encuentra en el propio Paseo Marítimo y os garantizará una jornada en la que los tiburones, delfines y leones marinos serán los protagonistas.

El acuario de Nueva York les encantará a los más pequeños

  1. Parque de atracciones. Y aprovechando vuestro traslado hasta la zona de Coney Island que mejor forma que descargar adrenalina en el parque de atracciones de Nueva York. Montañas rusas, tío vivos, norias… Será imposible que podáis resistiros a conocer uno de los parques temáticos más famosos del mundo y tan visitado como el de la Gran Manzana.
  2. Planetario Hayden. Si queréis que vuestros hijos se conviertan en pequeños astrónomos durante el viaje a Nueva York, nada mejor que llevarlo a uno de los mejores planetarios del continente americano. Tanto niños como mayores descubriréis juntos todos los secretos de la Tierra, el Espacio y el Universo de la mano de sus exposiciones interactivas.
  3. Desde las alturas. Otra de las atracciones que más divertirán a los niños en su visita por Nueva York será ver la ciudad desde las alturas; y es que no existe una ciudad con más rascacielos que esta. Podréis subir a lo alto del famoso Empire State Building o a la terraza del Top of the Rock; en ambos edificios el acceso cuesta entre 20 y 30 dólares y permanecen abiertos hasta pasada la media noche. Si queréis ahorrar un poco de dinero, podréis montar en el teleférico que lleva hasta la isla de Roosevelt solamente pagando un ticket de transporte público; las vistas de la costa este de Manhattan merecen totalmente la pena.