Las vías del tren van haciendo el mismo recorrido que la carretera, pero evitándose todas las posibles incidencias del tráfico como colapsos, semáforos, rotondas… Desde Niza, la ciudad más grande del sureste de Francia, salen varios trenes cada hora y conecta la población con otras cercanas en apenas media hora. Los precios son de unos 15 euros por persona y día, pero este mismo billete te permite montarte un número ilimitado de veces en sus diferentes recorridos. Si vas a viajar a la Costa Azul con niños puedes sacarte el billete familiar que incluye 4 personas formadas por 2 adultos y 2 menores de 16 años. ¿Se te ocurre una forma más rápida y económica de unas vacaciones por el sur de Francia?

Qué ver en la Costa Azul

  • Cannes. Además de ser una de las ciudades más conocidas entre los amantes del cine, Cannes es una de las poblaciones que todo viajero que haga la ruta de la Costa Azul debe conocer. ¿Te imaginas disfrutar de un paseo junto al puerto y degustar la exquisita gastronomía del país a orillas del mar? Para conocer el corazón de la ciudad nada mejor que recorrer el caso antiguo, conocido como Suquet, y disfrutar de la amplia oferta de tiendas y restaurantes en la avenida principal: el Boulevard de la Croisette.

Cannes es una de las ciudades más típica de la Costa Azul

  • Antibes. Uno de los pueblos más pintorescos de la Costa Azul es Antibes; un lugar donde parece que el tiempo se detuvo siglos atrás y que trasporta al turista hasta la época medieval. Y es que algunos edificios y monumentos de la ciudad están perfectamente conservados ofreciendo una estampa única a orillas del Mediterráneo. Se ubica en una pequeña península donde las Murallas de Vauvan y sus torres son las protagonistas y captan la atención de todos los viajeros. Está sólo a 10 kilómetros de Cannes y a 20 kilómetros de Niza, lo que hace ser un destino perfecto para disfrutar de las playas de la Costa Azul sin tanta masificación de turistas como en éstas dos últimas.

Al recorrer Antibes en tu viaje en tren te transportas a una época medieval

  • Niza. Es una de las ciudades más pobladas de Francia, después de París o Marsella, y uno de los destinos principales en cualquier ruta por la Costa Azul. Niza es perfecta para descansar y relajarnos en nuestro viaje ya que cuenta con diversos balnearios o centros de spa. Pero para aquellos turistas que viajen junto a un grupo de amigos y busquen en su recorrido por el sur del país la mejor actividad nocturna, en esta localidad encontrarán una variada oferta de locales de hostelería y pubs abiertos hasta altas horas de la noche.

Niza es una ciudad con muchos atractivos turísticos

  • Mónaco. Y a poco más de 20 kilómetros de distancia desde Niza se llega a Mónaco; otro de los destinos más turísticos para aquellos que recorren la Costa Azul en tren. Y precisamente el Principado de Mónaco es un lugar no apropiado para ir en coche debido a sus estrechas calles y su dificultad para aparcar. El glamur impregna el ambiente con tiendas lujosas, vehículos carísimos y habitantes luciendo sus mejores vestimentas. Pero Mónaco es algo más que una ciudad donde prima la exclusividad, es un destino perfecto para ver importantes construcciones como el Casino Montecarlo, el Teatro de la Ópera o el Museo Nacional.

Mónaco es una ciudad que es ideal para el uso del transporte público