Parques temáticos de Brasil, descargando adrenalina

Uno de los parques de atracciones por excelencia del país se encuentra en Santa Catalina, hablamos del Beto Carrero World. Cuenta con varios millones de metros cuadrados de superficie, lo que lo convierte en uno de los más grandes del continente americano. Toda la familia podrá subirse a las diferentes montañas rusas y ver todo tipo de espectáculos pensados para todas las edades. Está dividido en varias temáticas, siendo alguna de ellas las del Lejano Oeste, Villa Germánica o la Isla de los Piratas. Los personajes de películas tan conocidas como ‘Madagascar’, ‘Shreck’ o ‘Kun-fu Panda’ estarán presentes a lo largo del parque para dar la bienvenida a niños y mayores.

Atracción de la montaña rusa del Parque Beto Carrero World

Uno de los lugares en el que los más pequeños de la casa se sentirán como si estuvieran en el paraíso es el parque acuático Ody Park, ubicado en el Hotel Paraná. En sus casi 150 mil metros cuadrados, el gran complejo cuenta con diferentes toboganes y atracciones en las que el agua es el protagonista. Hay piscinas y zonas recreativas pensadas para diferentes edades, para que toda la familia pueda disfrutar de un día inolvidable.

Paque acuático de Ody Park

Otro de los espacios donde los niños podrán descargar adrenalina es en el parque temático ‘Walter World’, emplazado en la población Minas Gerais. El parque se inauguró en 1997 y desde entonces sus visitantes pueden subirse a diferentes atracciones, probar un simulador 3D o recorrer un ‘Castillo encantado’. Las áreas están clasificadas por alturas, para que los más pequeños tengan sus propias zonas de recreo. También cuenta con un zoológico donde las aves exóticas son el principal atractivo para los más pequeños de la casa; puedes visitarlo durante tu viaje todos los fines de semana entre las 10 y las 17 horas.

Parque de Walter World, con varias atracciones para los niños que lo visitan

Conociendo el reino animal en Brasil

Si queremos disfrutar de la naturaleza y conocer todo tipo de especies del reino animal, sin duda os recomendamos el zoológico de São Paulo. Se trata del zoo más grande y visitado del país ya que cuenta con más de 3000 animales incluyendo aves, reptiles y mamíferos. Una de las características de este parque es que los animales viven en su hábitat, por lo que es uno de los más extensos de Sudamérica y su visita puede durar toda una jornada.

Niños en el zoo de Sao Paulo

Otra forma de estar en contacto con la naturaleza de Brasil es viajar hasta la población de Bonito donde podréis recorrer los paisajes del Pantanal, donde se puede contemplar la abundante flora y fauna del lugar. Hay cascadas, se puede practicar buceo y los más pequeños se divertirán practicando deportes de aventura en familia. Aunque esta zona está formada por diferentes cascadas y ríos, el principal y más caudaloso de todos es el río Paraguay. Si viajáis a Brasil entre los meses de invierno y primavera podréis conocer una fauna acuática mucho más variada que durante el resto del año, ya que entre diciembre y mayo el 80% del Pantanal queda totalmente inundado debido a las abundantes precipitaciones.

Pantanal en Bonito