• Documentación. Para los vuelos nacionales no es necesario que los menores de 14 años vayan identificados, sin embargo si ya poseen su propio DNI o se les ha sacado anteriormente el pasaporte, es conveniente que lo lleven con ellos para poder identificarles. Si los menores de 14 años van a salir de su país para viajar a una nación de la Unión Europea, deberán llevar su DNI o hacérselo en caso de que todavía no lo hayan solicitado. En el caso de Eslovaquia y Eslovenia con el DNI sólo se permitirán el viaje de niños en régimen de ‘turistas’; y en cuánto a Rumania sólo podrán estar un mes como máximo si su única identificación es el carnet de identidad. Si se va a hacer un vuelo fuera del continente, se deberán consultar los requisitos de visados que exigen en dicho país y llevar su pasaporte. A partir de los 14 años, irán identificados en todos los vuelos como cualquier adulto.
  • Niños que viajan solos. Antes de comprar el billete de avión para un menor es necesario consultar las condiciones de la compañía aérea ya que no todas admiten a niños según la edad que tengan éstos. Los niños pueden volar a partir de cualquier edad, excepto en el caso de que tengan menos de 5 años y vayan a hacer el trayecto solos o lo hagan acompañados de otro menor. Para los mayores de 5 años, los adultos responsables deberán hacer un ‘Descargo de Responsabilidad’ en el que digan quién los llevará, quién los recogerá y facilitar nombres y teléfonos concretos. En el caso de vuelos para campamentos o viajes escolares, deberá haber como mínimo un adulto por cada 15 menores.

Qué necesita si viajas en avión con un bebé

  • Dar el biberón. Dependiendo de la duración de nuestro viaje deberemos alimentar a nuestro bebé en algún momento del vuelo, así que en la medida de lo posible intentaremos que ésta coincida con el momento del ascenso y descenso del aire con la tierra. Y es que de este modo haremos que el bebé no sufra los cambios en la presión atmosférica, aunque evidentemente deberemos hacerlo en los momentos previos al aterrizaje o una vez que éste ya esté en el aire tras el despegue. También es importante que a lo largo del trayecto lo vayamos hidratando ya que debido al aire seco del avión puede necesitar agua con más frecuencia.
  • Ropa cómoda y juguetes. El bebé no tiene que notar que está realizando una actividad diferente a cualquier otra que no sea habitual, y especialmente si es la primera vez que va a volar, que sus padres no le transmitan el estrés que esto genera. Para ello, llevaremos en el equipaje de mano ropa sus juguetes favoritos así como ropa cómoda por si el ‘peque’ se mancha durante el vuelo. Si el trayecto es nocturno, es recomendable lleva su pijama y una pequeña manta para que se tienda lo más cómodo posible.

Equipo necesario para el bebé en un avión

  • Pequeño botiquín. Aunque en el avión llevarán a bordo los elementos imprescindibles de un botiquín, es recomendable que llevemos en el bolso algunas cosas que nos ayuden a resolver un pequeño incidente. Consulta previamente con el pediatra algún tipo de pastilla infantil contra el mareo en caso de que no estés segura si va a realizar correctamente el vuelo. Para ello, tampoco te recomendamos que el bebé haya ingerido nada en las dos horas previas al despegue.