Preparar la maleta

La preparación de la maleta cuando se viaja como mochilero, tiene como objetivo proveernos de la menor cantidad de cosas posibles, tomando en cuenta que necesitamos muy poco para disfrutar un viaje. De allí que al momento de hacer maletas, debemos excluir aquellos objetos, artículos o prendas innecesarias, y guardar lo realmente que vamos a utilizar.

Por ejemplo, enumera la ropa que usarás para cada día y no agregues más, guarda objetos importantes como tus productos de aseo personal y objetos de uso cotidiano como una cámara fotográfica, teléfono celular, etc. Recuerda que la idea es que la mochilapueda ser llevada contigo de un lugar a otro, así que mientras menos peso, mejor.

No hagas itinerario

A diferencia de los viajes tradicionales, donde se planifica un itinerario con cierto rigor, el espíritu de viajar como mochilero es dejar que el lugar te sorprenda, de modo que vayas descubriendo aquellos lugares que no esperabas encontrar. Así, está bien hacer alguna lista de lugares imprescindibles que tienes que ver, pero no te exijas un recorrido estático, que además es común a muchas personas.

La ventaja de ser mochilero, es justamente que el itinerario se construye a medida que se realiza el recorrido, de modo que la persona se adentra en los lugares y sigue aquellos destinos que realmente se corresponden con sus gustos e intereses.

Usa el transporte público

Siguiendo los principios del viaje como mochileros, debes tener en cuenta que se trata de un viaje más cercano con el lugar que estamos conociendo, y a la vez ecológico, incluso tratando de gastar la menor cantidad de dinero posible. De modo que debes prescindir de los transportes lujosos y exclusivos, teniendo siempre como primera opción la del transporte público, de allí que debas informarte al llegar al lugar sobre cómo funciona, cuáles son sus normas y cómo utilizarlo.

Alojamiento

El alojamiento debe elegirse siguiendo los mismos principios, es común en los mochileros, elegir alojamientos con habitaciones compartidas, donde pueden interactuar con otras personas, lo cual es ideal para cuando viajamos solos, o con nuestros amigos.

Procura no hospedarte en los hoteles más conocidos, que además se ubican muy cerca de los lugares turísticos, trata de explorar un poco más allá y encontrarás opciones de alojamiento más económicas.