En la Unión Europea los requisitos son bastante similares pero algunos países pueden pedir a mayores pruebas o vacunas. Para evitarnos sorpresas desagradables una buena idea es acudir a la embajada del país al que vamos a desplazarnos y pedir que nos informen sobre qué nos pedirán al entrar con nuestro animal. También se puede solicitar dicha información por teléfono o por correo electrónico.

Los requisitos más habituales

Para los desplazamientos por Europa suele ser suficiente un pasaporte  para animales domésticos que debe de expedir un veterinario.  Para conseguirlo el animal debería de tener una edad mínima que suele ser de tres meses; debe de contar con su correspondiente tatuaje o microchip para su identificación sin errores; se le han debido de administrar las vacunas obligatorias correspondientes y las desparasitaciones marcadas por la ley; a pesar de que en algunos países la vacuna de la rabia no es obligatoria, si se exige en la práctica totalidad de las naciones cuándo se quiere entrar con una mascota, por lo que deberá de ponerse además que en algunos casos se pide una valoración de los anticuerpos neutralizados que ser realizada a los 3 o 6 meses de la vacunación o a los 120 días en el caso de Suecia. Este país exige también a los perros la vacuna contra el moquillo y la leptospirosis .

En muchos países no comunitarios, en lugar del pasaporte se pide un certificado de buena salud expedido por un veterinario, que garantice que la  mascota que va a entrar en el país no está enferma ni tiene ningún tipo de problema contagioso.

¿Qué sucede si no cumplo con los requisitos?

Si no se cumplen los requerimientos,  en el mejor de los casos el animal será inmovilizado y permanecerá en cuarentena entre cinco y cuarenta días. El propietario puede sufrir una sanción económica y se le puede pasar una factura por los gastos ocasionados.

Algunos países devuelven directamente al animal a su nación de origen y en los casos más drásticos, si se sospecha de algún problema, se puede proceder a sacrificar a la mascota.