En el proceso de germinación se observa un aumento vitamínico como por ejemplo el de la vitamina C que va desde 8 mg a las 24hs de germinación a 14 mg a las 72 hs. En el caso del poroto de soja la vitamina A aumenta un 370% en 72hs. En la avena las vitaminas del complejo B llegan a sufrir un incremento de 1500%. Como puede verse la germinación es un momento muy especial para la planta. Además hay que tener en cuenta que todo este beneficio puede obtenerse en casa sin necesidad de macetas ni tierra, sólo algunas semillas, agua y un ambiente propicio para germinar.

Durante la germinación se producen procesos fermentativos donde también se potencian las proteínas y algo muy interesante es que el volumen de lo puesto a germinar también crece, se obtiene una buena cantidad de alimento de pocas semillas. Vamos a analizar un poco más las propiedades nutritivas de los alimentos germinados, viendo cómo pueden llegar a beneficiar la salud y aportar cambios interesantes en nuestro organismo.

Algunos ejemplos de alimentos germinados que se emplean en la alimentación

Cómo actúan los alimentos germinados sobre nuestro organismo

Aporta grandes beneficios al cuerpo entre ellos:

  • Bajan los niveles de acidez corporal
  • Regeneran la sangre
  • Mejoran la función intestinal
  • Alimentan el sistema nervioso
  • Tienen efecto depurativo y desintoxicante
  • Mejoran problemas como anemias, diabetes, problemas en la piel, descalcificación

Con respecto al agua que se usa, es agua común. Si se dispone de tiempo es bueno energizarla al sol durante un día (desde que amanece hasta el ocaso) y esa energía del sol se pasará a la germinación dando un potencial extra. En caso de que el ambiente en que se germina sea muy húmedo observar que no se formen hongos en los brotes, de ser así descartarlos y no consumirlos.

En caso de que no germinen no hay que desanimarse y seguir intentando, las semillas a veces carecen del potencial germinativo. Si se observa que germinan antes puede ser motivo de tormenta solar (se ha comprobado que las tormentas solares aceleran la germinación).

Las semillas germinadas es un alimento económico, muy saludable que casi no deja residuos en el organismo ya que el aprovechamiento que se hace de él es casi total.