Se pueden consumir crudas o tostadas siendo estas últimas mejor asimiladas por el organismo. Otra manera es frisarlas y luego tostarlas. Un detalle a tener en cuenta con las semillas es que hay que masticarlas mucho o bien triturarlas antes de consumirlas porque sino todo el aporte nutricional no se aprovecha lo suficiente. Otro detalle a tener en cuenta es almacenarlas en lugares oscuros y poco húmedos.

Entre las más consumidas se encuentran: semillas de alfalfa, almendras, amapolas, castañas, chía, girasol, maní, nuez, sésamo y zapallo.

Pueden resultar la merienda ideal o el complemento de merienda, son prácticas, fáciles de transportar en caso de no merendar en casa ya que no necesitan refrigeración y su consumo produce saciedad.

Se pueden consumir también como complemento de platos de comida como ensaladas o mezcladas con frutas, hay también algunos platos clientes que admiten semillas como relleno, por ejemplo de ravioles, canelones, etc. También se puede consumir en barritas de granola que ya están comercializadas y se compran en cualquier kiosco.

Si se las mezcla con agua y se procesan se obtienen leches vegetales y si se las germina se obtienen brotes muy nutritivos.

Algunas de las semillas más consumidas

  • ALMENDRAS: además de ser exquisitas contiene grasas con un buen aporte de omega 6, muchas proteínas, muchos minerales, vitaminas del grupo B, se las aconseja consumir cuando hay problemas nerviosos, colesterol, afecciones cardíacas, diabetes, embarazo y lactancia.
  • SEMILLAS DE ZAPALLO: tiene grandes propiedades de minerales y es muy aconsejada en caso de tener parásitos, en caso de tener la próstata inflamada y también para inflamación de vejiga. Su consumo no presenta ninguna contraindicación.
  • CASTAÑAS DE CAJÚ: presenta un equilibrio de composición muy llamativo en cuanto a proteínas, materia grasa, minerales y vitaminas. Da muy buenos resultados en el tratamiento por problemas nerviosos, depresión, agotamiento, etc.
  • PISTACHO: es un fruto seco que también tiene grandes propiedades nutricionales y que se utiliza principalmente en anemias y problemas de crecimiento.
  • MANÍ: si bien tiene buenos nutrientes hay algunos aspectos que llevan a ser cuidados con el consumo del maní. Suele ser un poco complicado de digerir es por eso que conviene consumirlo solo lejos de las comidas y nunca en combinación por la pesadez que causa. Recomendado en caso de estreñimiento.