Dependiendo del sistema de salud de tu país, existe un calendario de vacunas para cada persona, que serán aplicadas desde el primer día de vida y luego de forma progresiva. De modo que a continuación presentamos las que deben ser administradas a todo bebé durante sus primeros meses de vida.

Hepatitis B

Está orientada a proteger al bebé de contraer el virus de la Hepatitis B, que afecta directamente al hígado y puede ser letal para el organismo. Se aplica durante las primeras 12 horas de vida de tu hijo, en la zona de la pierna, específicamente en el muslo.

BGC

Es una de las vacunas más conocidas a nivel mundial, y se le aplica a un importante porcentaje de todos los bebés que nacen en cada país. Su objetivo preservarnos de grandes infecciones respiratorias, especialmente de enfermedades como la tuberculosis. Se aplica en el brazo derecho y deja una cicatriz que en algunos casos persiste con el paso de los años. Debe ser administrado al menos 7 días luego del nacimiento.

Neumococo

Se trata de una vacuna con menos de 20 años de circulación y está orientada a defendernos de una bacteria llamada neumococo, la cual provoca la aparición de enfermedades como la neumonía y la meningitis. Se recomienda ser aplicada a partir de los dos meses de vida del recién nacido.

Pentavalente

Consiste en una potente vacuna que nos protege de contraer una variedad de enfermedades, entre las que encuentran un tipo de meningitis causado por HaemophilusInfluenzae tipo b, la hepatitis B, la tos convulsa, la difteria, el tétanos, etc. También debe administrarse luego de los dos primeros meses de vida del bebé.

Sabin

Es una vacuna especializada que se administra por la vía oral, (unas dos gotas de la sustancia), y sirve para proteger al bebé ante la poliomielitis. De allí que debamos comprobar que el bebé ha ingerido y asimilado la vacuna, ya que si vomita los 20 minutos siguientes a la administración de la vacuna, debemos notificar a las autoridades de salud.

Esta selección de vacunas es muy general, pero lo ideal es consultar con un pediatra de confianza, para determinar cuáles son las vacunas ideales para tu bebé, así como las condiciones para que sean administradas.