Tratamientos en los que se puede utilizar este veneno

  • Dolores como artritis post traumática, gota, dolores musculares, problemas circulatorios, artritis reumatoidea, lupus, síndrome de fatiga crónica, esclerosis múltiple, psoriasis, enfermedades crónicas en general.
  • EN EL TRATAMIENTO DE DOLORES LOCALES: se da una dosis cada 3 días durante 3 semanas hasta que el dolor se vaya. En dolores lumbares y ciática se espera curación completa en un 70% de los casos.
  • EN ARTRITIS REUMATOIDEA: se recomienda un tratamiento mínimo de 3 meses llegando a 6 o 12 de ser necesario. Se curan en un 55% de los casos o sea desaparecen los síntomas totalmente. Desaparece la inflamación y la temperatura.

Tratamientos para enfermedades con veneno de abeja

  • EN ARTRITIS DEFORMANTE: son 3 tratamientos básicos de 3 meses cada uno con unas 700 dosis en cada uno y con un descanso de 1 mes entre tratamiento y tratamiento. La curación es del 40%. El tratamiento se debe realizar antes de comenzadas las calcificaciones que serán del tipo permanente.
  • EN LUPUS ERITOMATOSO: no hay mucha información en esta enfermedad pero el tratamiento de un año da un resultado alentador.
  • EN ESCLEROSIS MÚLTIPLE: se recomiendan 4 tratamientos básicos con un descanso de un mes entre ellos. Luego con tratamientos esporádicos se puede mantener para no recaer nuevamente. Se detiene el avance de la enfermedad y en cuanto a la cura depende de cada caso. Los daños que la enfermedad ya causó se recuperan en un 35%.

Los lugares donde suelen colocarse las inyecciones son: en la mayoría de los casos se colocan en la zona cervical, en la zona torácica y en la lumbar. También son aplicadas en brazos y piernas. No se aconseja su aplicación en personas cardíacas o con diabetes, también se debe realizar una prueba de alergia porque en personas que tienen alergias hay que analizarlo muy bien antes de utilizar este tratamiento. Es importante realizarlo bajo supervisión médica.