Esta es una fuente rica de fibra dietética, de forma tanto soluble como insoluble. Ambas tienen beneficios diferentes, mientras que la fibra soluble tiene la capacidad de ayudarnos a regular la presión arterial, los niveles de azúcar en la sangre y puede servir para ayudar a la prevención del cáncer de próstata, la fibra insoluble se relaciona más con un buen funcionamiento del sistema digestivo. Eso último ocurre gracias a que esta es una reguladora del movimiento intestinal, además de servir de alimento para la flora bacteriana, lo que permite que haya una mejor absorción de los alimentos y por lo tanto de los nutrientes necesarios para el cuerpo.

Por otra parte, la linaza soluble ayuda a la prevención de enfermedades cardiovasculares al impedir la acumulación del colesterol en la sangre, permitiendo así que esta se elimine por medio de las vías naturales. Esto ocurre debido a las propiedades que posee la linaza, ya que posee una fibra que se adhiere al colesterol evitando así que el organismo la absorba. Por ello es importante agregar a nuestra dieta la linaza, puesto que una de las causas de estas enfermedades cardiovasculares es que hace falta la fibra y las grasas poliinsaturadas en las dietas de las personas en América.

Otro beneficio que aporta la linaza, es que contiene fitoquímicos conocidos como lignanos, que pueden combatir a los radicales libres, a la vez que proporciona beneficios antioxidantes a nuestro organismo y estudios que se han hecho han llegado a la conclusión de que la linaza posee 27 componentes anticancerígenos, además de que los ecosanoides que se han encontrado en la linaza se han relacionado con la prevención y tratamientos contra el cáncer de mama, quistes ováricos y endometriosis.

Por todas las propiedades que contiene, la linaza ha sido muy utilizada a través del tiempo para tratar enfermedades. Además de sus propiedades para la salud, también se ha encontrado que la linaza puede ser el ayudante perfecto para bajar de peso.

Esta contiene una riqueza en fibras vegetales, lo que ha sido considerado como un maravilloso aliado para las dietas. Las propiedades que contiene la linaza nos ayudan a tener una mejor digestión, aceleran nuestro metabolismo y nos ayuda a mantener una sensación de saciedad.

Además de esto, la linaza ha sido utilizada como una crema del cabello por aquellas mujeres con cabellos rizados, puesto que ayuda a mantener los rizos más domados. Lo único que necesitas hacer es hervir la linaza, colarla y utilizar lo que queda como si fuera una crema para el cabello.

Por otra parte, la linaza ayuda a que nuestros músculos se recuperen más rápidamente, gracias a que estimula la utilización de grasas para obtener una mayor energía, lo que al mismo tiempo nos ayuda a quemar grasas y perder peso.