Tú también puedes hacer que saquen las uñas apretando suavemente sus dedos. Verás cómo asoman las uñas de modo que puedas cortarlas sin problema. Corta tan solo la parte que se ve totalmente transparente, sin nada en el interior.

Seguramente te sorprenda lo finas y afiladas que los gatos tienen las uñas. El modo de mantenerlas siempre a punto es curioso, ya que al utilizar el rascador, el gato no desgasta los laterales de la uña, tal como podríamos pensar, para que estas queden finas y letales.

Al rascar, el gato consigue que se desprendan de las uñas finas capas completas. Como si la uña del gato fuera una muñeca rusa formada por fundas y más fundas completas de la uña. Por eso es muy frecuente que encontremos en el rascador o en otros lugares de la casa, lo que parecen uñas enteras del animal pero huecas por dentro.

Uno de los problemas que pueden aparecer con el paso de los años en los mininos, es que estas capas de uñas ya no se desprendan con la misma facilidad y estas se engrosen. Esto sucede también con las personas, que con los años acaban sufriendo de uñas más gruesas y duras.

Esto puede hacer que la uña, que es ligeramente curvada en la punta, acabe clavada en las amohadillas del gato, lo que causa heridas que se pueden infectar rápidamente. Si observamos que a nuestro gato le sucede esto, debemos de cuidar sus uñas muy a menudo, impidiendo que se lleguen a clavar.

Si aun así sucede, limpiaremos la herida con un desinfectante libre de yodo específico para animales y nos aseguraremos de que cura debidamente, acudiendo al veterinario si aparecen síntomas de infección.

En gatos jóvenes también se puede producir el problema de clavarse las uñas en las almohadillas, si la forma de estas es demasiado curva. Para evitarlo hay que cortar regularmente las uñas del gato y proporcionarle siempre rascadores donde ellos pueden contribuir al desgaste de las mismas.

Las amohadillas del gato son muy delicadas y es importante vigilar periódicamente que estén en buen estado. Si el gato cojea, lo primero que debemos de comprobar es que no hay ningún objeto clavado en ellas.