La arquitectura notablemente bien conservada de Verona está coronada por su magnífico anfiteatro romano, la Arena, que se ha mantenido en muy buen estado de conservación con muchos elementos originales de su construcción en el siglo I d.C. Actualmente se le da un uso muy frecuente para espectáculos de ópera, contando con una capacidad para unos 25.000 espectadores que todavía en nuestra época pueden tener la experiencia de tomar sus asientos de mármol. Un modo perfecto para conocer este edificio emblemático a la vez que podemos asistir al festival de ópera de verano de Verona que se celebra en este recinto.

Anfiteatro de Verona, donde se celebran actuaciones de ópera

Conocida como piccolo Roma (pequeña Roma), las estrechas calles de Verona son una rica colección de hermosos edificios y fachadas barrocas. Con sus impresionantes monumentos históricos, gran variedad de restaurantes y zonas de tiendas, Verona tiene todos los ingredientes para el fin de semana perfecto.

Calle de Verona repleta de tiendas y restaurantes

Aun así, son Romeo y Julieta quienes han dejado la mayor marca. Descubre la armadura y la agonía de la devoción en el balcón de la Casa di Giulietta. El destierro de Romeo tuvo lugar en el magnífico Cortile del Mercato Vecchio, mientras que el epílogo de la historia lleva a los visitantes a la tumba de Julieta en la cripta del monasterio de San Francisco al Corso.

Vista aérea del Cortile del Mercato Vecchio

Verona posee varias hermosas iglesias que también resultan muy atrayentes por su arquitectura y que deberíamos incluir en nuestra visita turística. Con elegantes arcos redondeados y piedra blanda amarilla, la magnífica Basílica de San Zeno Maggiore está considerada como uno de los edificios románicos más importantes del mundo. Sobresaliendo por encima de toda la ciudad se encuentra el Castelvecchio, el antiguo castillo que domina los distritos circundantes Valpolicella y Soave. 

Interior de la Basílica de San Zeno Maggiore en Verona

Situada en la opulenta y rica culturalmente región de Veneto, al noreste de Italia, Verona se encuentra a pocas horas de viaje en tren o en coche desde Venecia, Vicenza y Padua, así que funciona bien como una base desde la que explorar esta parte particularmente hermosa e histórica del país.

Además de disfrutar del centro histórico peatonal en nuestro viaje a Verona, y su riqueza monumental como patrimonio de la Unesco, la ciudad está rodeada por una gran cantidad de lugares donde dar un paseo a pie. Disfrutando de un clima sub-tropical, a orillas del lago de Garda ofrecen numerosos y variados itinerarios desde los jardines botánicos de Il Vittoriale en Gardone Riviera hasta los viñedos de la Valtenesi. Otros buenos paseos incluyen las ruinas caída abajo de la Grotte di Catullo que cubren dos hectáreas del extremo norte de Sirmione, y para los más exigentes Riva del Garda, que está rodeada de imponentes montañas y cascadas.

Lago garda cerca de Verona

No se necesita mucho tiempo para descubrir que el windsurf es una de las actividades más populares en el lago de Garda. Bendecido con aguas cristalinas y condiciones de viento de gran fiabilidad, la mayoría de ciudades italianas alrededor del lago alquilan equipos de windsurf, y ofrecen cursos para todas las edades y habilidades. El centro de surf Marco Segnana tiene todo lo que los amantes del windsurf requieren.

Así que como hemos visto por los lugares que podemos ver en Verona y por las actividades que nos ofrece resulta un destino ideal dentro de los lugares de Europa para pasar unas vacaciones completas o al menos una escapada de varios días.