Lyon tiene una herencia mixta, mostrando en algunas áreas rasgos de un típico pueblo del norte de Francia mientras que otras características dan testimonio de sus orígenes latinos. Es el lugar donde se juntan el norte y el sur. La historia de la resistencia de Lyon durante la Segunda Guerra Mundial, el ser la cuna de la invención del cine, sus artistas, arquitectos y músicos,  todo esto provoca una sensación de gran cultura e intriga. Con excepcionales museos de arte, fantásticas tiendas y una vibrante vida nocturna, Lyon se ha convertido en una ciudad cultural y dinámica, con mucho que ofrecer.

Gracias a su escena gastronómica emocionante, la segunda ciudad más grande de Francia es también un paraíso gourmet. Con la excepción de París, Lyon cuenta con el mayor número de restaurantes con estrellas Michelin y chefs famosos en todo el territorio francés, por lo que el momento para comer en Lyon nunca ha sido mejor. En Lyon se han enamorado de los platillos hechos de intestino, hígado y hocico. Puedes probar la nariz burro, salchichas de viseras de cerdo y morcilla. Vas a necesitar un estómago fuerte para superar el olor.

Platos gourmet que podemos comer en los mejores restaurantes de Lyon

Los habitantes de Lyon aman nadar después del trabajo o durante los fines de semana, por lo que Lyon tiene una serie de piscinas al aire libre repartidas por toda la ciudad. La más grande es la Piscine du Rhone. Sólo abre en julio y agosto, pero se puede admirar su fresca arquitectura durante todo el año.

Piscina de Rhone que podemos encontrar en Lyon

La torre metálica de Fourvière (una copia de la Torre Eiffel en París) se encuentra en la cima de la colina del mismo nombre. Incluso no tienes que subir a la torre para conseguir algunas grandes vistas de la ciudad y lugares como el jardín de la Basílica, otorga vistas sobre todo Lyon.

Torre de Fourviere, similar a la Torre Eiffel

El Parque de la Têted'Ores un fantástico pulmón verde en el corazón de Lyon, donde podrás jugar al mini golf, ir en bote por un lago, explorar una isla secreta, visitar el zoológico de la ciudad y admirar la sede de Interpol, con vistas a la vegetación de los jardines.

Uno de los grandes parques de Lyon

Una cosa que no debes perderte son los pasadizos secretos únicos de Lyon. Aunque su historia pudo haber comenzado mucho antes, estos pasillos y caminos estrechos en la Ciudad Vieja fueron utilizados por los combatientes de la resistencia que escapaban de los verdugos nazis. Es fácil perderse en el laberinto de callejones y puertas secretas, así que consíguete un buen mapa.