A pesar de la celebración de su cumpleaños número 2000 en 2014, Liubliana sólo ha sido la capital de una nación independiente desde 1991. Es esta curiosa mezcla de dos mil años de evolución combinada con el entusiasmo juvenil la que ha creado la ciudad que conocemos y amamos actualmente. La historia de la nación eslovena es una historia de una lucha contra orgullosos vecinos más grandes y más fuertes.

Puede que no sea la ciudad más grande del mundo (de hecho, con sólo 280.000 habitantes, es una de las capitales más pequeñas de Europa, un poco más pequeña que Coventry), pero Liubliana utiliza esto en su ventaja y tiene un auténtico ambiente cosmopolita con todo el confort y amabilidad del pueblo más pequeño. Toma una posición geográfica que es la definición misma de Europa Central, una larga y orgullosa tradición cultural y artística, junto a una relativamente alta calidad de vida, déjalas caer en medio de los Alpes y te encontrarás en el camino correcto para hacerte una idea de lo que es Liubliana.

Una de las calles pintorescas de Liubliana

La naturaleza juega un papel importante en la vida de los eslovenos, y con sólo abrir los ojos, no es difícil ver por qué. Los magníficos lagos de la región de Gorenjska están a poca distancia, al norte, así que asegúrate de pasar por Bled (y sus alrededores). La costa de Istria está a sólo un tiro de piedra, al oeste, y es un lugar que también debes visitar en tu viaje a Eslovenia. Si estás cerca del este no te pierdas, Maribor (la segunda ciudad de Eslovenia), allí disfrutarás de, posiblemente, el mejor vino del país.

Cuando se trata de celebraciones y eventos, la capital eslovena cuenta con un calendario cultural con diferentes fiestas que sería la envidia de ciudades mucho más grandes. Desde el cine, teatro, música y la realización de festivales de arte hasta las importantes ferias y conferencias regionales de moda más vanguardistas y exposiciones de diseño. Definitivamente hay algo para todo el mundo, prácticamente todos los meses del año.

Mercado al aire libre en Liubliana, donde podrás hacer algunas compras de productos típicos

Una de las mejores actividades de las que puedes disfrutar durante tu estancia en Liubliana es el hecho de que puedes comprar a la manera antigua, paseando por las calles del centro de la ciudad, moviéndote dentro y fuera de cualquier número de tiendas, de marcas locales y en las lindas pequeñas boutiques. Varias tiendas cuentan con agencias en las calles que colindan el río, convirtiendo a Liubliana en una de las ciudades favoritas de compras en Europa. Las principales calles comerciales del centro de la ciudad son Mestni y Stari Trg, en la base de la colina del castillo, y Trubarjeva, Wolfova Ulica y Miklošičeva en la orilla opuesta. Hay también un montón de tiendas en la cuadrícula de calles entre Slovenska Cesta y el río.

No es sorprendente que un destino turístico y de negocios tan popular como Liubliana ofrezca una amplia gama de opciones de alojamiento para todos los gustos y presupuestos. Como era de esperar, los precios se incrementan mientras más nos acercamos al centro, pero el costo de una noche todavía sigue siendo relativamente bajo en comparación con Europa occidental.