Reducir calorías fácilmente en tu alimentación

Ya sea porque queremos bajar de peso o buscamos mantenernos en el que ya tenemos, eliminar algunas calorías vacías puede ser una excelente alternativa para mejorar nuestra salud y sentirnos maravillosamente bien. Veamos algunos consejos para llevar esto a cabo de la forma más sencilla:

  • Adiós al azúcar. El azúcar es uno de los alimentos más calóricos que existen, y que además no aporta ningún tipo de contenido nutricional a nuestro organismo. Por eso, lo mejor es tratar de evitarlo en nuestra dieta diaria para esquivar las calorías vacías que posee y poder compensar esa energía con otras cosas. Hoy en día existen alternativas y suplementos light o sin azúcar que logran reemplazarlo muy bien y que no significan ningún cambio significativo a nivel sabor.
  • Cuidado con el aceite. Algunos creen que por el hecho de estar comiendo una ensalada, se está consumiendo la cantidad de calorías correctas para una alimentación saludable. Lo cierto es que los aceites tienen una enorme cantidad de calorías y pueden transformar una fresca ensalada en una bomba de grasas. Lo mejor es utilizar a penas media cucharada de aceite y reemplazar, en caso de ser necesario, los aliños por otras cosas ligeras como el jugo de limón o el vinagre que prácticamente no tienen calorías y aportan un buen sabor a la comida.
  • Moderar la sal. Si bien la sal no aporta grandes cantidades de calorías, si nos lleva a retener líquidos lo que hace que indudablemente aumentemos de peso. Lo mejor es utilizarla en su justa medida, sin extralimitarnos.
  • No a los snacks. Estos productos no solo que no alimentan por completo y siempre nos dejan con hambre, sino que las calorías que aportan son totalmente vacías y no contienen ningún tipo de nutriente que le pueda ser útil al organismo de alguna manera. Si necesitamos alguna colación a media tarde, es mejor optar por una fruta o algún yogurt que nos brindaran buenos índices nutricionales y muy pocas calorías a su vez.