El precio de la gasolina es uno de los temas más delicados actualmente ya que dependiendo de tu locación variara de precio pero teniendo siempre en cuenta que los precios tienen al alza. Es por esto que decidimos ayudar un poco a tu billetera y presupuesto dándote algunos concejos muy útiles que puedes poner en práctica para ahorrar un poco de gasolina.

Consejos para ahorrar un poco más con tu coche

Gracias a algunos consejos que podemos aplicar sobre el mantenimiento de nuestro vehículo, además de algunos hábitos responsables para la conducción, será posible ahorrar una cantidad importante de gasolina, de este modo no gastaremos tanto en nuestros trayectos diarios o al hacer cualquier viaje por carretera.

  • Mantenimiento: algo que puede consumir combustible es que tu auto tenga algún problema y por ejemplo mantener los filtros en buen estado puede ahorrarte hasta un 10% de consumo.
  • Neumáticos: es bueno revisar de forma frecuente la presión los neumáticos para asegurarnos de que sea la adecuada. Esto es algo que puede ayudarnos a ahorrar ya que tener la presión incorrecta puede terminar en unas ruedas desinfladas que pueden aumentar considerablemente el gasto de gasolina, al aumentar la superficie de rozamiento sobre el suelo, además del desgaste de los neumáticos, que también supondrá otro ahorro extra.
  • Velocidad adecuada: no aceleres demasiado, es mejor conducir de manera precavida entre unas 60 a 100 kilómetros por hora, ya que esta es la velocidad ideal para sacarle mayor rendimiento a nuestro tanque de gasolina.
  • Economiza tu recorrido: lo más aconsejable es que llenes completamente tu tanque y no por partes si de todas formas terminaras yendo a la gasolinera más de dos veces en el mes. También debes planear tus salidas con anticipación y conocer las rutas que suelen congestionarse más. Si es posible evita viajar en las horas pico.
  • Aprovechar las bajadas: las pendientes son tus amigas y puedes aprovechar cuando veas alguna calle en pendiente para reducir notablemente el consumo, sin poner el coche en punto muerto, pero con una marcha larga, de esta forma avanzarás sólo con el impulso de la gravedad.
  • Compras inteligentes: investiga o pregunta por promociones en las gasolineras, estas siempre se mantienen con atractivos descuentos. También puedes preguntar por descuentos al usar tu tarjeta de crédito, pero esto solo funciona si vas pagando lo que consumes y no esperas a que llegue tu cuenta con intereses, ya que lo que ahorres en gasolina lo pagaras en intereses de tu tarjeta.
  • Apagar el motor: ante paradas de más de un minuto es bueno parar el motor, pues aunque el coche esté funcionando únicamente con el motor a relentí sí que consume gasolina igualmente, de modo que en semáforos o atascos importantes puede ser bueno apagar el motor del coche para evitar un mayor consumo.
  • Subir las ventanillas: Conducir con las ventanillas bajadas puede aumentar el consumo de gasolina en torno a un 10 %, pues esto es algo que empeora la aerodinámica, luchando contra la resistencia del viento de un modo menos eficiente. Los coches se someten a pruebas para tratar de mejorar este coeficiente, de modo que si subimos por completo las ventanillas de nuestras puertas, podremos circular con un consumo menor.