Aunque casi todos los perros se muestran encantados de jugar con los niños y de convertirse en sus mejores amigos, algunas razas parecen haber nacido para cuidar de nuestros pequeños y ser toda una niñera de primera categoría.

Curiosamente son por lo general las razas más grandes las que tienen un carácter más tranquilo y paciente con los niños. Esto no es un problema si se vive en un apartamento pues algunos perros de gran tamaño se adaptan muy bien a los espacios reducidos siempre y cuándo cuenten con su tiempo de paseo.

En este artículo nos vamos a centrar en tres razas indicadas para pisos, ya que en una finca prácticamente cualquier perro equilibrado será un buen compañero de juegos para los niños.

Los Golden Retriever

Estos perros tienen un carácter muy tranquilo y suelen ser muy equilibrados. Son perros sociables, a los que les gusta la gente y que tienen grandes dosis de paciencia para jugar con los niños. De hecho suele ser la primera raza en la que la gente piensa para compañeros de juegos de sus pequeños.

Son muy protectores con la familia, al igual que sus parientes, los labradores retrivier, que son muy utilizados como perros guía por ser muy fáciles de educar. Necesitan ejercicio y hay que salir a dejar que corran y se desfoguen a menudo. Todos los días precisan al menos de un paseo largo para mantenerse en forma.

Golden Retriever

Los Boxer

Cualquiera que tenga o haya tenido un perro Boxer sabe que se encuentra ante un cachorro eterno. Son juguetones e inquietos, pero se adaptan muy bien a los pisos ya que adoran estar con la familia.

A pesar de su aspecto algo fiero son grandes compañeros de juegos para los más pequeños de la familia, a los que tratan con una delicadeza que contrasta tremendamente con su imagen. Disfrutan mucho de las tardes de campo con la familia y tienen un estupendo carácter.

Boxer

Los galgos

No es una de las razas más habituales en las listas de perros para convivir con niños, sin embargo es importante conocer este aspecto ya que cientos de galgos son abandonados cada año tras la campaña de caza y son muchas las asociaciones que tratan de buscar un hogar para estos animales.

Pese a su aspecto nervioso son perros muy tranquilos, que duermen muchas horas al día y que toleran muy bien a los niños. Un galgo es una fantástica opción para aquellos que sin disponer de mucho espacio desean un animal tranquilo que sea una buena mascota familiar.

Galgos