• Quemaduras de gusanos: hay algunos que son inofensivos, pero otros tienen como método de protección la liberación de toxinas que pueden ser dañinas para nuestra piel. Pueden causar comezón de forma molesta e incomoda dejando la piel con ronchas e incluso con nuestras uñas podemos dañarnos la piel. Muchos de estos gusanos son peludos así que si uno de estos rozó con tu piel, toma un pedazo de cinta y colócala sobre el área afectada, con esto podrás remover cualquier pelo diminuto de tu piel. Lava con abundante agua y jabón, luego puedes colocar un poco de hielo para ayudar a desinflamar y aliviar cualquier sensación de dolor o ardor. Luego de todo esto evita el rascarte ya que solo lograras irritar más el área.
  • Picaduras de araña: al igual que los gusanos, las arañas pueden venir en muchas formas y unas pueden ser más dañinas que otras. Algunas pueden solo causar irritación mientras que otras pueden causarte incluso parálisis. Una de las cosas más recomendables que puedes hacer es atrapar la araña que te pico ya que cuando vayas al doctor podrá serte útil. En cuanto a la herida  límpiala con jabón y agua fría, con esto eliminaras un poco del veneno que haya podido colocar. Ahora humedece un poco de algodón en vinagre y colócalo sobre el área afectada, esto te ayudara a calmar un poco el dolor. Luego puedes colocar un poco de hielo para ayudar a desinflamar. Si luego de la picadura se producen ataques de dolor intenso o la piel cambia de color drásticamente, lo más recomendable es que vayas al doctor, recuerda de llevar la araña contigo.
  • Picaduras de mosquito: son probablemente los insectos más molestos luego de las moscas. Con su picadura pueden adormecer nuestra piel para que nosotros no sintamos nada. Son pequeños puede pueden transmitirnos enfermedades como el dengue que pueden dejarnos en cama por días. Lo mas común que pueda suceder es que de mucha comezón, limpia el área con alcohol, luego puedes mezclar una cucharada de bicarbonato en medio litro de agua tibia con la cual humedecerás el área afectada, puedes ayudarte de un pedazo de algodón o un hisopo, deja la mezcla unos minutos sobre la piel y luego lava con agua tibia.

Existen muchos insectos que nos frecuentan en nuestro diario vivir, muchas veces ni nos damos cuenta de ello. Cuando alguno de estos interactúa con nuestra piel o nos pica debemos de fijarnos bien en la reacción de nuestro cuerpo, si los síntomas son muy severos lo mas recomendable es no esperar mucho e ir al medico.