Pero al igual que es común en la mujer tener carencia de hierro también es común encontrar remedios naturales o caseros que son ideales para complementar la dieta diaria y disfrutar de una excelente salud llenos de energía. Siguiendo estos consejos podrás tratar tu anemia de una forma más natural.

Alimentos que nos ayudan a combatir la anemia

  • Carnes rojas: contienen muchas proteínas pero además también alto niveles de hierro. Las carnes que más se recomiendan son el hígado, los riñones y el corazón, a pesar de no ser cortes muy comunes de comer con una buena receta son deliciosos.
  • Vegetales de color verde: el verde es un buen indicador de que el alimento contiene mucho hierro, así que prefiere estos para elevar los niveles de hierro. La espinaca, lechuga o brócoli son excelentes, así como las manzanas verdes, y aunque no sea verde, el betabel o remolacha ayuda mucho a reponer el hierro.
  • Granos: como sabemos tienen muchos beneficios para nosotros pero son en definitiva indispensables los frijoles o porotos, así como las lentejas pues su contenido de hierro es muy elevado, así como la soya y los garbanzos, lo cual es perfecto porque la soya la puedes consumir en muchas maneras como la leche, el queso y la legumbre en sí, y los garbanzos bueno, en rico humus ¡delicioso!
  • Frutos secas: son ricos en fibra y grasas buenas pero además abundan en hierro, hablamos de almendras, dátiles, nueces, cacahuates y demás frutos secos. Prefiérelos como alimentos entre comidas o como una forma de aportar más nutrientes a tus alimentos como por ejemplo, integrarlos a ensaladas y desayunos.

Qué alimentos evitar

Ahora bien, por más buena que sea una dieta con alto consumo de hierro existen alimentos que minan las buenas intenciones pues entorpecen la asimilación del hierro en el organismo y son bebidas y alimentos que consumimos a diario y en ocasiones más de una vez por día. Estos son los alimentos que debemos evitar para subir nuestros niveles de hierro.

  • Café
  • Bebidas gaseosas
  • Lácteos
  • Chocolate

Evidentemente, no recomendamos dejar de ganar calcio al eliminar el consumo de lácteos o no sumarnos antioxidantes al dejar el café, sino tener moderación con ellos si estamos tratando de controlar los niveles de hierro.