Si la padeces seguramente has probado diferentes tratamientos o champús especializados, muchas veces caros y poco efectivos, o no demasiado duraderos. Así que vamos a darte una ayuda importante para solucionar el problema de la caspa gracias a varios tratamientos naturales que puedes usar si sufres este problema. Son todos ellos remedios caseros que puedes probar sin ningún peligro, utilizando ingredientes que ayudan a cuidar tu cuero cabelludo para eliminar la caspa o incluso prevenir su aparición.

Estos son los remedios naturales para la caspa que te proponemos y que te animamos a probar, varios tratamientos para eliminar este problema cuidando el estado de tu cuero cabelludo:

  • Aceite de árbol de té: Hace tiempo ya hablamos sobre este aceite y sus propiedades contra bacterias o en este caso hongos. Aplica un baño al cabello con aceite de hojas de té, agua y deja secar, haz esto a diario hasta que veas que la caspa desaparece por completo.
  • Vinagre blanco o de caña: Mucho se ha escrito sobre los variados remedios naturales que se obtienen del vinagre en general, pero nos interesa que sobre la caspa tiene un efecto negativo porque recupera el correcto PH en el cuero cabelludo, acción que por supuesto elimina los hongos que son causantes de la caspa. Basta con darse lavados de vinagre y agua en proporción uno a uno para que en pocos días veas los resultados.
  • Bicarbonato: Otro de los limpiadores naturales que es popular es el bicarbonato ya que ayuda a bastantes problemas de la piel, de hecho es un limpiador astringente ligero que puedes usar en el rostro (crea una pasta con el bicarbonato y agua) pero además sobre la caspa para remover la piel seca y limpiar de hongos y bacterias el cuero cabelludo matando así dos pájaros de un tiro.
  • Limón: Entre las propiedades del limón también encontramos que es un astringente ligero y que además ayuda a remover de manera controlada las células muertas que puedes ver como caspa. Solamente debes aplicar jugo sobre el cuero cabelludo y dejarlo actuar, eso sí, será necesario que laves tu cabello y cuero cabelludo después porque el jugo de limón sobre el cabello actúa como decolorante y sobre la piel si se expone al sol tiende a crear manchas.
  • Aloe vera: Este gel natural que proviene de la planta del aloe es también antibacteriano y ayuda a reparar la piel. Aplícalo sobre el cuero cabelludo por lo menos tres veces por semana dejando actuar por unos minutos, lava el cabello y espera los resultados. El aloe vera además estimula el crecimiento del cabello, lo cual puede convertir el problema en un cabello más abundante.

Sigue estos sencillos consejos y dile adiós a la caspa, vuelve a vestir esas prendas oscuras que no podías ponerte porque dejaban en evidencia este problema. Si ya los habéis probado, ¿qué resultados habéis obtenido? Os animamos a compartir vuestra experiencia con otros usuarios de Hogarus.