Trackbuster es una útil herramienta que protege a los usuarios ante el posible seguimiento de los correos electrónicos que abre. Este servicio es totalmente gratuito y no tiene publicidad de ningún tipo (como lo hacen algunos servicios sin cargo). Su función más importante radica en verificar los correos electrónicos que ingresan a nuestros buzones, eliminando todas las técnicas de seguimiento (tracking, en inglés) en los mensajes que las contengan. De esta forman, aquellos que nos hayan enviado e-mails con este tipo de seguimiento no sabrán si hemos abierto los correos o no.

En si sitio web, los desarrolladores de este servicio advierten a los usuarios: “Si creías que eras anónimo cuando leías tu e-mail, mejor piénsalo de nuevo. Los seguidores de correo electrónico pueden revelar tu ubicación geográfica, tu actividad al abrir un mensaje, hacer clic en él o reenviarlo, la configuración del dispositivo que utilizas o el software que estás usando”. Bastante aterrador, ¿no?

Según las investigaciones de Trackbuster, alrededor del 50 % de los correos electrónicos que recibimos contienen técnicas de seguimiento y rastreo. Incluso los buzones personales se encuentran en riesgo. ¿Por qué es tan grave? Pues, revisar tu correo electrónico sin tu consentimiento es como espiar detrás de ti cuando lo estás leyendo. Probablemente no te gustaría encontrar que alguien te está espiando, ¿verdad?

Antiguamente, este tipo de rastreo del e-mail era utilizado por los departamentos de mercadeo de grandes compañías, que a menudo utilizaban algún sofisticado software para obtener información de la actividad de los usuarios o (posibles) clientes al recibir un mensaje enviado por las mismas. Hoy en día, este tipo de software es gratuito y está al alcance de cualquier persona.

Para que los usuarios puedan darse cuenta de cuáles son los remitentes que utilizan esto tipo de técnicas de seguimiento, Trackbuster etiqueta este tipo de correo, de forma que no pase desapercibido ante los ojos del usuario.

Por el momento, este servicio funciona con cuentas de correo Gmail como aquellas que funcionan con Google Apps. Para poder utilizar Trackbuster, tenemos que vincular nuestras cuentas con su web. Lamentablemente, el servicio está bastante saturado por el momento y han abierto una “lista de espera” en el sitio para que se anoten aquellos que quieran convertirse en usuarios de Trackbuster. Si bien la página no tiene mucho tiempo, la demanda de este servicio ha superado por demás las expectativas de los desarrolladores. Si deseas ser parte de esa lista de personas a la espera de la habilitación del servicio, sólo debes anotarte en la web y aguardar a que te informen vía correo electrónico.

Si bien por ahora el servicio es gratuito, se espera que en un futuro no muy lejano Trackbuster ofrezca una versión de pago con más funcionalidades y servicios.