Desde España muchas personas han emigrado para buscar empleo en Francia. No es una tarea sencilla, pero debido a que ambas naciones forman parte de la Unión Europea, existen muchas facilidades.

Si usted desea trabajar en Francia, en un principio se recomienda que antes de salir de España se dirija al Servicio Público de Empleo Estatal (S.E.P.E) para que un Euroconsejero le informe sobre las ofertas de empleo que hay en el país galo y le oriente sobre qué hacer para conseguirlo legalmente. De este modo, no será necesario viajar sin ninguna oferta o empleo asegurado. Es mucho mejor hacer las maletas una vez tengamos ya unas garantías de encontrar el empleo que necesitamos.

Ahora, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social informa que para circular en Francia no se necesitan de muchos requisitos, sino que con los documentos de su país de origen (perteneciente a la Unión Europea) es suficiente.

Pero para simplificar algunos trámites se debe disponer de la Tarjeta de Residencia Europea (aunque no es un condicionante para buscar trabajo en Francia), la cual se solicita ante la Prefectura de Policía de su lugar de residencia, presentando un contrato de trabajo, en su ausencia boletines de salario y un “certificat  de residence” o facturas de alquiler, luz o gas, etc.

Obtener el permiso de trabajo

En Francia se expide una visa de trabajo que le permitirá laborar legalmente y para solicitarla necesita tener un contrato y un permiso de trabajo otorgado por las autoridades francesas.

La solicitud del permiso de trabajo debe ser realizado por su empleador, no por usted y para ello se necesita que una empresa francesa desee contratarlo (a) o que su jefe actual le envíe a trabajar temporalmente a Francia o tener una asignación especial que debe cumplir allí.

Su empleador debe solicitar su permiso de trabajo en la prefectura de la sub – región administrativa de la localidad donde se realizará el trabajo, pero también está la posibilidad de que usted presente los documentos que justifiquen sus actividades laborales, si no es un empleado de alguna empresa.  Con el permiso en mano, puede solicitar la visa de trabajo.

Ahora, los trabajadores como los artesanos, comerciantes y empresario, también debe tener una autorización para ejercer su actividad en Francia.

Horas de trabajo

Con respecto a las horas de trabajo, la legislación francesa determina que lo reglamentado son 35 horas semanales, pero no es la duración máxima.

“Salvo una excepción autorizada, la duración máxima es  de 10 horas al día o 48 horas por semana o 44 horas en promedio durante un período de 12 semanas consecutivas.  Los empleados deben tener un período de descanso diario de al menos 11 horas y un descanso semanal de 24 horas, más las horas de descanso diario, ya reconocidas”, indica el Ministerio de Empleo y Seguridad Social

En Francia, las relaciones laborales están regidas bajo una normativa general, un Código de Trabajo y convenios colectivos con los sindicatos que benefician a los trabajadores.

Más información para trabajar aquí

Hay diversas páginas web que se pueden consultar para buscar empleo en Francia como son:

A su vez, para más información visite el portal del Ministerio de Empleo y Seguridad Social:

http://www.empleo.gob.es/es/mundo/consejerias/francia/trabajar/

Y el del Ministerio francés de Trabajo, Empleo, Formación Profesional y Diálogo Social:

http://travail-emploi.gouv.fr/spip.php?page=fiche-pratique&id_mot=526&id_rubrique=91