El sol no solo nos proporciona hermosos bronceados, también nos ayuda a sintetizar la vitamina D haciendo que el calcio y el fosforo fueran absorbidos de mejor manera. También ayuda a activar la circulación, combate la depresión y fortalece los huesos. Si bien nos ayuda a todo esto, no hay que aprovecharnos y recordemos que todo en exceso es malo, el tiempo que permanecemos bajo el sol debe ser mínimo Muchas veces descuidamos aspectos de nuestro cuido personal, pero es muy recomendable el hacer un hábito de cuido para nuestra piel. Debemos acostumbrarnos a usar cremas corporales que tengan protectores solares diariamente.

La exposición muy prolongada al sol puede tener muchos resultados negativos y más si no se usa la protección indicada. No solo nuestra piel puede salir perjudicada ya que podemos recibir daños en los ojos e incluso nuestro sistema inmune. Los problemas más visibles pueden ser incluso quemaduras sobre nuestra piel, ocasionándonos enrojecimientos y dolor. Si se tiene un trabajo bajo el cual se tienen que pasar mucho tiempo al aire libre se puede incluso tener problemas de envejecimiento prematuro y las molestas y no tan estéticas manchas solares.

Consejos para protegerte del sol

  • Limítate: como te hemos dicho, debes de calcular los tiempos de exposición y que estos no sean muy prolongados. Ten en cuenta que las horas donde el sol esta en su total esplendor es de las 10 de la mañana a las 4 de la tarde.
  • Protección personalizada: asegúrate que el protector solar que usas es el indicado para tu piel. Por ejemplo si tu piel es clara tendrá que ser FPS 15 o mayor. También existen protectores para piel seca, grasa o mixta. Incluso podrás comprar específicamente cremas hechas para niños. Recuerda que debes proteger mas que todo las áreas que están expuestas y que la ropa no logra cubrir como el rostro, los brazos y en dado caso las piernas de usarse falda.
  • Colores oscuros: aunque pareciera lo contrario, en casos de exponerse al sol lo mas recomendable es usar ropa en colores oscuros y de ser posible mangas largas o pantalones si sabemos que estaremos mucho tiempo fuera. También es de utilidad usar lentes oscuros y sombreros.
  • Árboles protectores: no hay nada más refrescante que encontrar una agradable sombra bajo un árbol, pero también hay que recordar que el pavimento puede reflejar los rayos ultravioleta así que también hay que tener precaución.
  • Mucha agua: mantenerte hidratado ayuda a todo tu cuerpo, así que siempre lleva contigo una botella con agua.