Soya y tofu, un buen aliado en la menopausia

Se sabe desde hace años que según varios estudios se encontró que las mujeres asiáticas no sufren de los bruscos cambios en la menopausia porque su dieta contiene alimentos ricos en soya como los brotes de este grano, la leche de soya, la salsa y el queso de soya mejor conocido como tofu.

De hecho, es interesante que según estudios hechos en la Universidad de Illinois las mujeres orientales que consumieron tofu desde su niñez presentan estragos mucho más leves como producto de la menopausia.

El tofu tiene un alto contenido de calcio, es bajo en calorías y aporta nutrientes variados. El tofu tiene un sabor bastante neutro por lo que se le puede dar sabor con diferentes ingredientes y también textura. Se puede freír si se trata de tofu firme, se puede batir si es tofu suave y obtener una consistencia sedosa, o se puede adicionar a alimentos como salteados y sopas.

El tofu se puede comer en diversas formas ya sea salado o dulce, y lo mejor de todo es que se puede combinar para que el “sabor” nos sea más agradable pues muchas personas lo encuentran insípido. Se puede agregar a batidos de frutas y leche de soya, a mousses y tartas para una consistencia  más cremosa, y se puede emplear como sustituto de la crema de vaca en cualquier tipo de preparaciones

Cuidarse en las siguientes situaciones

Pero aun cuando el tofu sea un alimento que ayuda mucho y nos da armas para combatir los molestos bochornos, es necesario precisar que como mujeres que entramos a esta etapa de la vida debemos cuidarnos de alimentos, bebidas y situaciones que puedan desencadenar un episodio de bochornos, tales como los que te presentamos a continuación.

  • Bebidas alcohólicas
  • Líquidos calientes con cafeína
  • Alimentos picantes o calientes
  • Agua caliente en general
  • Climas calurosos
  • Fumar

Cuidándonos de los anteriores puntos y consumiendo productos de soya y tofu, podemos evitar de forma natural y segura los estragos de la menopausia y sus bochornos, para así poder vivir una vida plena en todo sentido a cualquier edad.