La confusión de los términos se deba quizá a que ninguno de los utilizados para nombrar a los alimentos agrícolas son términos científicos. Ni fruta, ni verdura, ni hortalizas. Miguel Ángel de Zavala, profesor de Ecología de la Universidad de Alcalá, explica que “la fruta es la parte comestible del fruto, que es el ovario fecundado que rodea a la semilla (o semillas) para protegerla. Tiene una función reproductiva”, mientras que las llamadas verduras constituyen “otros elementos de las plantas, como la raíz, los tallos o las hojas que consumimos los humanos”. Al referirnos a las hortalizas estaríamos hablando de las plantas completas, de donde se obtienen frutas y verduras. En ocasiones nos referimos a estos alimentos para darte consejos importantes de salud, por ejemplo cuando tratamos sobre la importancia de comer más verduras dentro de nuestra dieta, por ello saber exactamente qué ingredientes engloba será mucho mejor.

Con esta explicación podemos decir entonces que, en cuanto a las verduras, existen unos seis tipos: raíces, tubérculos, bulbos, tallos, hojas e inflorescencias.

  • Raíces: constituyen el tipo de verdura que crece subterráneamente y conforman las raíces comestibles de las plantas, como la zanahoria, el nabo, el rábano o la mandioca. Este tipo de verduras suelen consumirse cocidas, aunque algunas también se puedan comer crudas, como es el caso de la zanahoria o el rábano.
  • Tubérculos: los tubérculos son partes del tallo o de las raíces de las hortalizas que se engruesan considerablemente, como es el caso de las patatas, el ñame y el camote (o boniato).
  • Bulbos: al igual que los dos tipos de verduras ya descritos, las verduras de bulbo también crecen subterráneamente, pero su nombre se debe a la forma que desarrollan. Dentro de este tipo de verduras destacan las cebollas, la remolacha, el ajo y el hinojo.
  • Tallos: las verduras de tallo son aquellas que no desarrollan hojas, o si acaso muy pocas, siendo sus tallos largos y comestibles, como es el caso del puerro, los espárragos, el apio España y la cebolla de verdeo.
  • Hojas: llamadas “vegetales” en algunos países hispanohablantes de América, este tipo de verdura agrupa a todas las hojas comestibles de las hortalizas, desde las lechugas, las espinacas y las acelgas, hasta todos los tipos de coles.
  • Inflorescencias: este tipo de verdura está conformada por las inflorescencias comestibles de las hortalizas de hojas, como es el caso de la coliflor y del brócoli. Las alcachofas también forman parte de este grupo, así como las flores comestibles de otras plantas cultivas en huertos, como por ejemplo la flor de calabacín.