El té verde

Es considerado medicina natural y al no ser fermentado, conserva sus propiedades casi intactas, entre estas propiedades , está su poder antioxidante, que previene el envejecimiento prematuro, es depurativo pues ayuda a eliminar líquidos, al igual que puede ayudar a perder peso, es rico en nutrientes, sodio, flúor, vitaminas A, B y C, que refuerzan el sistema inmune para ayudar al cuerpo a defenderse de gripes, virus e infecciones.

Té verde

Los chinos fueron los primeros en descubrirlo y es allí donde se puede encontrar la mayoría de variedades de Té verde, pero en Japón es la bebida más tomada desde hace miles de años y se han vuelto expertos en su cultivo y producción, la diferencia del Té verde Japonés y Chino es básicamente su elaboración, los Japoneses lo hierven al vapor para detener su oxidación, mientras que el Te chino se seca al horno o al fuego.

El té negro

El té negro es uno de los más populares en todo el mundo, por todos las propiedades que tiene, claro esta que no muy diferentes a las del té verde, solo que el sabor del té negro es más intenso y gustoso.

Posee antioxidantes, crea sensación de saciedad, bajo en calorías y bueno para la digestión.

Té negro

La elaboración a diferencia del Té verde, necesita oxidación completa, para transformar el color verde de sus hojas a marrón oscuro, haciendo que su aroma se torna más intenso y en la infusión un color ámbar.

El té blanco

Se le atribuyen propiedades muy buenas para la salud, es considerado como el más exquisito y refinado, pues en vez de recoger las hojas enteras, se recogen sus brotes más tiernos y más jóvenes, que están cubiertos de un vello blanco que recubre la hoja( De donde se saca el nombre), solo se cosecha durante unos pocos días de la primavera, y su proceso es muy artesanal, los brotes son recogidos a mano y extendidos sobre grandes filtros, por medio de una ventilación controlada se marchitan las hojas para finalmente secarlas a baja temperatura para evitar romperlas, y no afectar su aroma y color. este proceso artesanal, hace que sea el Té más costoso del mundo. aunque tiene las mismas propiedades que el Te verde, podemos decir que triplica su efectividad.

té blanco

Existen muchos Tés diferentes en el mercado, adicionados con todo tipo de frutas y especias, y aunque existen más variedades como el te azul o el rojo , los tres que acabamos de conocer son los más consumidos por el mundo entero y es la bebida número uno después del agua, se pensaría que este puesto también lo tendría el café, pero incluso es más consumido que esté a nivel mundial.