En primer lugar, recuerda que el cultivo de plantas requiere cierto grado de dedicación, dependiendo de las especies que elijas. De allí que lo más recomendable es escoger especies que sean aptas para desarrollarse en el clima de la zona de tu jardín, atendiendo a las dos utilidades básicas: el consumo humano y la ornamentación.

Vegetales y hortalizas

La idea de cultivar vegetales y hortalizas se corresponde más con la construcción de un huerto, así que puedes destinar un espacio dentro de tu jardín, para la siembra específica de algunos vegetales. En general, el objetivo de esta iniciativa es tener tu propia producción para consumir en casa, esto te permite ahorrar dinero y tener alimentos de proveniencia confiable, con los cuidados que tú mismo has ejecutado.

Dependiendo, del tipo de verduras que desees cultivar, en los viveros venden semillas para una gran parte de ellos, así, son comunes los pequeños cultivos de tomates, zanahorias, lechugas, pimientos, albahacas, perejil, salvia, romero, tomillo, eneldo, orégano, menta y lavanda.

Plantas medicinales

Como dijimos al principio, cualquier tipo de plantas que cultives en tu jardín tendrá una utilidad, así, encontrarás algunas que tienen una doble o triple función: son ornamentales, sirven como alimento y también como productos medicinales. Este último grupo es muy amplio y se cultiva de forma muy sencilla, proporcionando grandes beneficios para resolver problemas de salud mediante la elaboración de infusiones.

En general las plantas medicinales más comunes que puedes cultivar, encontramos: sábila, aloe vera, bálsamo de limón, toronjil, pira, además de las ya mencionadas como romero, lavanda, orégano, menta, perejil, etc.

Plantas ornamentales

Las plantas ornamentales tienen como fin principal la decoración del jardín y su embellecimiento. Las más utilizadas son las flores en sus diversas especies, pero también encontramos algunas variaciones como los helechos, palmeras, árboles frutales, plantas de temporada, trepadoras, etc. Una parte importante de estas plantas también tienen doble o triple función, permitiendo sacar el mayor provecho posible a tus cultivos.

Al momento de hacer el diseño de tu jardín, lo más conveniente es elaborar una lista de las plantas, flores y verduras de tu preferencia, a fin de que puedas ir seleccionando las que se adapten al clima de la zona de tu jardín y dedicarte a su cultivo de una forma eficaz.