Son  muchos los tipos y estilos de cortinas que se pueden encontrar y que varían en función de las modas y de las necesidades de cada casa. Sería imposible recoger todos los tipos y estilos de cortina según modas, así que nos limitamos a las más habituales que se encuentran en la mayoría de los hogares.

Tipos de cortinas según el modo de sujeción

Según la sujeción de las cortinas existen cuatro tipos diferentes de cortinas que pueden instalarse en el salón:

  • Cortinas de riel. Son las cortinas clásicas. Tienen la ventaja de que su acabado es mucho más bonito, pero en contra que hay que poner y quitar los ganchos para lavarlas y que pueden ser difíciles de colgar.

Cortina de riel

  • Cortinas de barra. Modernas y muy prácticas, suelen ser las elegidas en los hogares modernos, aunque su principal desventaja es que la barra queda a la vista y no llegan hasta el techo.


Cortina de barra

  • Cortinas de tiras. Son las que menos éxito tienen para salones aunque triunfan en habitaciones juveniles. Las tiras dejan un trozo de la ventana a la vista lo cual no gusta a todo el mundo. Su principal ventaja es que son muy económicas.
  • Cortinas de ojales. Los ojales permiten no solo cubrir la ventana y la barra, sino también unos centímetros sobre la misma, por lo que se consideran mucho más elegantes.

Tipos de cortinas según su estilo

También el estilo de las cortinas supone un elemento diferenciador de los diferentes tipos que podemos utilizar para cubrir las ventanas de nuestro salón:

  • Cortinas con frunce. Son las cortinas clásicas de toda la vida, que tienen cierto vuelo. Su principal ventaja es que son estéticamente muy bonitas, pero en contra tienen que ocupan unos centímetros de habitación, lo que hace que para cuartos muy pequeños no resulten demasiado adecuadas.

Cortina con frunce

  • Cortinas estores. Muy modernas, se trata de cortinas sin vuelo que ocupan el lugar de la ventana. La tela es recta y o bien se enrosca en un soporte superior al estilo de las persianas o se pliegan.

Cortinas con estores

Tipos de cortinas según sus materiales

Por último diferenciaremos las cortinas según el material que se utiliza para su elaboración, algo que también debemos tener en cuenta para elegir la más adecuada para nuestro hogar, en particular para el espacio del salón:

  • Cortinas térmicas. Son cortinas muy gruesas que impiden el paso del frío en el invierno y del calor del sol durante el verano, conservando la temperatura interior. Son adecuadas para dormitorios pero se utilizan menos en salones debido a que son muy pesadas y no resultan tan elegantes como las realizadas en otro tipo de tejidos.
  • Cortinas de tela. En seda, raso, lino, loneta… las telas para cortinas son muy variadas y de muchos precios. La mayoría de las cortinas, independientemente de sus precios son de tela. Incluso se pueden combinar varias telas diferentes para crear efectos dobles. Un ejemplo son las cortinas de visillo que se pueden utilizar durante el día y que al caer la tarde se completan con una segunda capa de tela más gruesa.
  • Cortinas de pvc. Estas cortinas son del estilo de las que se utilizan en las oficinas y están a medio camino entre cortina y persiana. Quedan muy bien en salones con grandes cristaleras que llegan hasta el suelo y estilos muy modernos. Pueden estar realizadas en colores o imitando a otros materiales como la madera.

Su principal inconveniente es que si se quieren conseguir unas cortinas de calidad son caras, pero permiten regular la luz, mantener la intimidad y crear diferentes ambientes.