Lo primero que debes saber, es que la clasificación del césped es muy variada, ya que puede hacerse en función al clima donde se sembrará, de acuerdo a la utilización que tendrá o de acuerdo a las especies vegetales que existen para ser sembradas a manera de césped. En este caso, presentaremos una clasificación de acuerdo al uso, que será la forma más sencilla de solicitar la compra en un establecimiento correspondiente.

Familiar

Como su nombre lo indica, es un tipo de césped muy común en los jardines de casas de familia, con mucha facilidad para su mantenimiento. Es un césped bastante resistente, y permite la circulación constante de personas.

Ornamental

Es el tipo de césped más estético que existe, ya que está diseñado para adornar y darle un aspecto más agradable a cualquier superficie. Posee un color verde intenso, y se mantiene intacto durante todo el año, si se realizan los trabajos de mantenimiento correspondientes. Se recomienda colocarlo en zonas de poco tránsito. Este césped exige el riego constante, por lo que puede resultar un poco costoso mantenerlo.

De sombra

Como su nombre lo indica, es ideal para zonas que reciben poca luz, ya sea un jardín que hemos cubierto con un techo o en una zona ubicada debajo de diferentes árboles. Ciertamente, el hecho de recibir poca luz puede ser perjudicial para algunas especies, menos las pertenecientes a esta tipología, y es uno de lo más económicos que existen.

Deportivo

Se trata de un césped diseñado para acondicionar espacios deportivos, generalmente canchas de fútbol, béisbol o deportes similares. Es un césped de un nivel medio alto, ya que debe resistir a ser utilizado diariamente, y al mismo tiempo posee un aspecto estético aceptable. Su mantenimiento es más o menos costoso, porque implica la preservación y protección ante plagas y enfermedades.

Costero

Es un césped idóneo para las zonas costeras, ya que resiste fácilmente a los suelos salinos, ubicados cerca de una zona marítima. Al mismo tiempo, puede soportar la sequía característica de este tipo de superficies.

Al momento de elegir el césped, lo mejor es fijarte en el grado de utilidad que recibirá, de este modo, comunícale al jardinero o encargado de suministrarlo, para que puedas elegir correctamente y hacer una inversión acertada.