Los más frecuentes

  • Apartamentos. Elegir este tipo de alojamiento en tus vacaciones está muy bien si quieres ahorrar en tus vacaciones en las comidas y cenas. ¿Por qué? Porque en los apartamentos vas a disponer, además de un baño y habitación, de una cocina para poder hacer tu comida durante tu estancia. Según cada alojamiento, la cocina estará más o menos equipada, por lo que no te olvides de comprobar antes de reservarlo si tiene los electrodomésticos necesarios para tu escapada. A diferencia de un hotel, nadie entrará en tu habitación por lo que podrás tener ‘tus cosas’ sin miedo a que alguien te las toque o incluso que ‘te quiten’ alguno de los tus objetos personales. Ideal si viajamos con niños o junto con un grupo de amigos ya que muchos suelen tener más de una habitación para alojarnos todos juntos bajo un mismo techo; algo que en el hotel no se puede hacer ya que cada uno tiene su propia habitación individual.
  • Hoteles. ¿Quieres despreocuparte de arreglar tu habitación cada día? ¿Vas a disfrutar la mayor parte de la jornada de diferentes actividades en el destino que visites y casi no vas a estar en el alojamiento? No lo dudes y elige un hotel. Cada hotel elige un régimen que puede ser de sólo alojamiento, alojamiento y desayuno, media pensión, pensión completa o todo incluido. Ésta última es muy habitual en destinos del Caribe o relacionados con la fiesta y la diversión como viajes de fin de curso o Lunas de Miel; durante todas tus vacaciones podrás comer y beber lo que quieras y a cualquier hora del día. La media pensión suele hacer referencia a la cena, y que ésta la puedas disfrutar en el mismo hotel donde te hospedas; te la recomendamos si vas a pasar todo el día fuera del alojamiento y sólo vas a volver a este para la noche. La pensión completa está pensada para hoteles a pie de playa o para ‘viajes organizados’ en los que se comerá  y cenará en el mismo hotel o empresa de viajes. Ten en cuenta que debes tener tus pertenencias ‘guardadas’ ya que entrarán cada día a tu habitación para hacerte la cama y que si viajas con más amigos cada uno o cada pareja dormirá en habitaciones separadas.

Relacionados con la naturaleza

  • Tienda de campaña. Si quieres disfrutar de una ‘experiencia camping’ te recomendamos la tienda de campaña para los meses estivales o en los lugares en los que haya un clima suave y caluroso. Aconsejable si viajamos hasta él en vehículo propio ya que todo lo que se necesita para dormir en una tienda de campaña es bastante voluminoso, como los sacos de dormir, colchón hinchable o tienda de campaña. Hay que tener en cuenta que los aseos son comunitarios para todo el camping y suelen estar diferenciados en hombres y mujeres. Suelen estar equipados con un pequeño supermercado y generalmente con restaurantes para facilitar la estancia de los campistas. Ideal si queremos viajar en nuestras vacaciones con nuestro perro; eso sí, en todos los campings deberán estar atados en el interior del recinto.
  • Bungalow. También se encuentran en campings pero cuentan con más comodidades que las tiendas de campaña ya que disponen de una o dos habitaciones, baño e incluso cocina. Por lo tanto, podrás estar como si fuera un pequeño apartamento pero en un alojamiento donde la naturaleza será la protagonista. Ideal si se viaja con niños ya que podrán jugar con otros niños del camping y sin preocupaciones de que salgan del recinto. Al tratarse de una pequeña vivienda, puedes alojarte en cualquier época del año sin preocuparte por las temperaturas o la climatología. En ocasiones permiten el acceso con mascotas, pero te recomendamos que lo consultes directamente con el camping.
  • Casa rural. ¿Queréis alojarnos un grupo de amigos? ¿Os vais de vacaciones toda la familia? Qué mejor que disfrutar de una casa rural en plena naturaleza donde podéis disponer de una gran vivienda con varias habitaciones y donde no tendréis que preocuparos de la climatología. Si sois varias personas os saldrá mucho más económico que un hotel, tendréis más tranquilidad que en un camping y habrá más comodidades que en un bungalow. Especialmente podréis encontrarlos en las zonas de montaña y por lo tanto, disfrutar de ellos en cualquier época del año.