Sin embargo, debes tomar en cuenta algunos aspectos a la hora de redactar las invitaciones para tu boda sin importar de qué tipo sea la que has elegido. Primero que todo se colocan los nombres de los padres de los novios, en la parte superior izquierda se hallan a los de la novia mientras que en la parte superior derecha estarán los del novio. Si alguno de los padres ha fallecido entonces se coloca al lado del nombre una pequeña cruz.

Luego de haber hecho esto se coloca el nombre de los novios  en la parte central de la invitación sin que sea necesario colocar el apellido de ambos, con los nombres solamente es suficiente. Seguidamente se manifiesta el lugar, la hora y la fecha en la que se realizará la ceremonia. Después de esto, se coloca la dirección de la recepción si esta se celebrará en un sitio diferente y la hora en la que se llevará a cabo.

Algo que no debes olvidar colocar es el texto de confirmación así como la dirección, en el extremo inferior izquierdo se encontrará el domicilio de la novia  y en el inferior derecho la del novio. Si la dirección de la iglesia y el lugar en donde se realizará la recepción son muy complicados entonces lo mejor será agregar en la invitación un pequeño mapa con las indicaciones de cómo llegar que sin duda les servirá  de mucha ayuda a los invitados para evitar confusiones y pérdidas.

Un dato que debe ir incluido en la invitación es el código de vestimenta de los invitados así como el tipo de evento que realizarán. Los sobres que las contendrán deberán ir escritos a mano o mediante un calígrafo profesional que sea de tinta negra y sin utilizar abreviaturas en los nombres y apellidos.

Por cuestión de organización es necesario que envíen las invitaciones al menos con dos meses de antelación, para que así los invitados puedan planificar todas las cosas de ese día y asistir tranquilamente al matrimonio, o bien avisar con bastante tiempo que se las ha complicado asistir a la boda por un compromiso previo, ahorrando de esta manera el quitar un lugar innecesariamente a otra persona.

Lo que se espera al enviar la invitación es que esta sea entregada personalmente, puesto que es una forma de hacer sentir al invitado más deseado en el evento y fomenta los lazos entre las familias ya que una boda es una celebración sumamente social e íntima. No obstante, se pueden enviar estas por medio del correo electrónico y confirmar la asistencia a través de alguna llamada telefónica.

Las invitaciones actualmente han dejado atrás muchas de las tradiciones y el color, la forma, además de su estilo y contenido va de acuerdo a los gustos de los novios y lo que estos quieran diseñar.