Este método a partir de análisis de sangre tiene un 90 de precisión. El Alzheimer es una de las enfermedades más temidas y más traumáticas para los familiares del enfermo al que ven consumirse con un verdadero extraño. El estudio se publico en la revista Nature Medicine y fue realizado por Howard Federoff quien tras cinco años evaluando a unas 520 personas de 70 años pudo lograr los parámetros exactos que muestran el signo del futuro desarrollo deterioro mental. Según el doctor las claves están en la falta de 10 metabolitos que son importantes para el mantenimiento neuronal y que en su ausencia provocaría la temprana aparición del Alzheimer.

Este descubrimiento es muy importante ya que si se es capaz de predecir esta enfermedad con mucha antelación se podrán tener las personas las herramientas justas para que no lo se le desarrolle. Aunque por otro lado todavía queda mucho por investigar sobre todo en el área de posibles procedimientos para su cura.

Es cierto que hoy en día no tenemos tratamientos contra esta enfermedad pero a nivel preventivo existen una serie de consejos que pueden evitar su aparición y más si el paciente es consciente  que la puede desarrollar. Las podría incluso prevenir con ayuda de los familiares ante los posibles riesgos de esta enfermedad ya que las personas que empiezan a desarrollar esta enfermedad pueden tener en fases iniciales cambios de comportamiento y incapacidad para realizar las tareas diarias. Sobre todo los familiares se dan cuenta de que algo ocurre cuando  se empiezan a dar cambios de humor, irritabilidad o pérdida de concentración entre otros. Los expertos aseguran que puede frenar el avance de esta enfermedad con buenos hábitos, dieta equilibrada o terapias aunque aún están muy limitadas. 

Se espera que con el tiempo se establezca alguna prueba  para personas de mediana edad tengan que realizarse obligatoriamente. Pero ante tal posibilidad de conocer con anterioridad el desarrollo de esta devastadora enfermedad surgen dudas éticas en el que se pueda dar la posibilidad al paciente de elegir a no realzarse tal prueba.