Las ventajas del Tesla S 60 que se puede comrpar a partir de este año 2015 comienzan con su batería. Tesla es el mejor en este negocio, con un 50 por ciento más alta densidad de energía por peso que las del competidor más próximo, Nissan. Aunque en realidad, el modelo S no tiene competidores, al menos no directamente. Debido a que la batería ofrece tanta capacidad, el modelo S no tiene por qué estresarse en utilizar alguna mejora basada en combustible. El principio de movimiento puro de Tesla se erige de forma exitosa al expresar que al tener un solo elemento de propulsión, el motor, permite que se puedan tener más celdas en la batería, lo que incrementa el rendimiento de la energía eléctrica y así evitar la necesidad de un respaldo como podría ser un motor de combustión interna.

Pero la batería del Tesla no es sólo una caja de celdas de iones de litio para llevar en el maletero o detrás de los asientos. Si no que es un apoyo de la  estructura del automóvil mejorando el manejo. El paquete de la batería está cerca del suelo, que sirve esencialmente como la plataforma del vehículo.

Interior del novedoso Tesla S 60, con todos los controles para vigilar el estado de la batería

El Tesla se mantiene ya sea acelerando en una pendiente o paseando por la ciudad, dado que el peso de este auto es poco y tiene un centro de gravedad tan bajo, el Tesla parece aferrarse al suelo. Este automóvil puede realizar aceleraciones suaves mientras que conserva el control al girar, haciendo de la experiencia de manejo algo relajado. En carretera uno de los problemas que presenta el nuevo Tesla podría ser el mirar frecuentemente al indicador de velocidad, ya que mientras que tu imaginas ir a unos 100 km/h, en realidad puedes estar desplazándote a casi 160 km/h, una suspensión tan sutil debe tener sus pequeñas contrariedades.

El Modelo S cuenta con una pantalla táctil de 17 pulgadas que controla la mayoría de las funciones del coche. Abrir el techo panorámico de puro vidrio, la personalización del control automático de clima, y el cambio de la estación de radio, con el mínimo toque. La pantalla táctil, el tablero digital de instrumentos, y los controles en el volante, integran las utilidades de multimedia, navegación, comunicaciones, controles del interior y la información del automóvil. Además el nuevo Tesla cuenta con un sistema de piloto automático, y de estacionado automático.

En cuanto a su rendimiento, el Tesla S 60 posee una batería de 60 kw/h que proporciona una distancia de 334 kilómetros, una aceleración de 0 a 100 km/h de 5.9 segundos, 380 CV y una velocidad máxima de 193 kilómetros/hora.

Con un precio en el mercado americano alrededor de los 70,890 dólares, el Tesla Modelo S 60 se presenta como una elegante, ecológica, moderna y potente propuesta para el mercado de los coches híbridos y eléctricos de calidad destacada.