Es indudable que las grandes invenciones y los diseños de avanzada, son constantemente publicitados por infinidad de marcas existentes, todo esto, en su ambición fehaciente de abrirse un espacio en la contienda internacional, lo que produce de vez en cuando, modelos que con facilidad podrían proceder de una época distinta, algunos que nos enlazan con un pasado icónico, que solo hemos percibido en fotografías  y otros pocos, con un futuro tan incierto como atractivo. Entre estos últimos podemos reconocer y destacar el esfuerzo realizado por Tesla Motors, Inc., una compañía de diseño y construcción de automóviles eléctricos, fundada en el año 2003, que desde sus inicios siempre ha buscado estrechar lazos con la tecnología de innovación más reciente para el momento de presentar sus modelos.

La compañía, ubicada en Silicon Valley, California, posee como principal objetivo el promover, con el tiempo, automóviles eléctricos en serie a un precio asequible para el bolsillo del usuario estándar. Una meta crecidamente laudable, en especial si se tiene en cuenta que recientemente ha diseñado el Tesla Roadster 2019, un vehículo que es completamente eléctrico, y que igualmente, según comunica la publicidad de la marca, contará con un diseño que brinde autonomía, seguridad y rendimiento.

Interior del Tesla Roadster

Aunque tiene, si se quiere ver de esa manera, muy poco tiempo de haber incursionado en el mercado internacional, en este corto intervalo se ha ganado el reconocimiento de otras marcas de fama mundial, que aplauden sus iniciativas y buscan calcarlas con toques propios. No obstante, desde que construyese el primer deportivo completamente eléctrico, Tesla siempre ha ido un paso por delante de sus principales competidores y en la actualidad, nos presenta el atractivo proyecto de lo que sería su auto insignia para el año 2019, el Tesla Roadster.

Esto es información oficial, que ha proporcionado uno de los máximos dirigentes de la marca en los países nórdicos, Peter Bardenfleth-Hansen, quien ha manifestado con orgullo que la próxima generación del Tesla Roadster será “diferente, un poco más rápida y más grande". Sin embargo, no conceden nada más de información acerca del que será su nuevo deportivo eléctrico. Entre algunos comentarios populares se dice que el Tesla Roadster 2019, estará basado en la misma plataforma que sustenta al Model 3, que tanto furor está cosechando, mientras que en el apartado técnico, el sistema de propulsión que integrará generará más potencia que el de la actual generación.

En otro orden de ideas, casi nada se conoce aún sobre las futuras mejoras en el rendimiento que incorporará el nuevo modelo respecto a su antecesor y actual modelo, el Tesla Roadster 3.0. Un misterio que oculta, esencialmente, si conservará la batería de 70 kW que tiene la actual versión del deportivo eléctrico y que le consiente recorrer hasta 640 km con una sola carga o esconderá el agregado de una nueva batería, con más potencia, que prolongue aún más su vida.

Del mismo modo, con tan poca información disponible se imposibilita el vislumbrar, si en el nuevo diseño del Tesla Roadster se corregirá una de las críticas fundamentales que incurría sobre el mismo, la incompatibilidad con los supercargadores de Tesla, los cuales proporcionan una cantidad de carga suficiente para recorrer 250 km en aproximadamente 20 minutos.