En primer lugar deberías conocer la diferencia entre suelo y subsuelo. Recibe el nombre de suelo la capa de tierra que se halla en la superficie del terreno y que es la que se trabaja directamente según las necesidades de las hortalizas o árboles que se vayan a plantar. En esta parte vas a encontrar los cuatro elementos que lo constituyen básicamente como son sílice, cal, arcilla y humus y según el elemento que más predomine sirve para  denominar al tipo de suelo.

El modo de trabajar un terreno puede cambiar en función del tipo de subsuelo

No olvidaremos tampoco de mencionar otras sustancias que también existe como el agua, aire, sales de manganeso, hierro, fosfatos, silicatos de cal….También es importante que sepas el tipo de tierra que puedes encontrarte según su composición como la ligeras, fuertes o medias para saber el tipo de cultivo al que son compatibles. El subsuelo es la capa en la que reposa el suelo.  Sobre todo en arboricultura es de vital importancia ya que las raíces de los arboles pueden llegar hasta ella. 

Existen fundamentalmente dos tipos de subsuelo: Los permeables, o los impermeables dependiendo si el agua o el aire puede atravesarlos con facilidad.

Existen hoy en día grandes avances en esta materia. El hombre cuenta con diferentes estudios que pueden determinar que cultivos pueden realizarse según las características del terreno que va a ser que el trabajo que se realice pueda llegar a cuotas de máximo rendimiento. Esa  información edafológica va servir de guía precisa para la selección de los cultivos, la elección de las prácticas posibles en el manejo del suelo entre otras para que exista una maximización de la planificación de los cultivos. 

Luego realizar el preciso inventario así como conocer cómo van a rendir los recursos naturales va a ser que exista un mejor desarrollo económico e incluso medioambiental. Con ello se podrá delimitar las zonas más adecuadas para las actividades agrarias y tener un diagnóstico actual del terreno que siempre es muy útil. Así mismo resultará muy práctico a la hora de localizar problemas de salinidad, pedregosidad, toxicidad, déficit de nutrientes….etc que pueden ocasionar problemas al cultivo.